En el marco de los fuertes operativos de control de conexiones ilegales, la sociedad estatal presidida por el Lic. Felipe Tomasevich, localizó un empalme irregular en la localidad de Alto Pelado.

Una de las conexiones clandestinas detectadas por San Luis Agua.

En el lugar, cuyo titular del establecimiento es el Sr. Santiago Anino, se detectó una conexión clandestina de 50 mm al acueducto del Oeste, la cual se encontraba con el servicio suspendido y con el medidor fuera de funcionamiento. La Policía del Agua, al realizar las inspecciones de rutina, corroboró que se había realizado una reconexión irregular, sin autorización de la sociedad estatal.

Estas acciones por parte de los infractores provocan graves desequilibrios en el sistema hídrico, afectando la prestación del servicio para los usuarios en regla.

Esta acción se encuadra en la figura típica de robo de agua y es plausible de multas y cortes de suministro por parte de San Luis Agua como autoridad de aplicación en el tema, que pregona por la calidad del servicio que se merecen los usuarios en regla.

Esta infracción ya ha sido debidamente afectada bajo apercibimiento de una importante multa.