GIRA INSTITUCIONAL

GIRA INSTITUCIONAL

UNIVERSIDAD DE LA PUNTA
lunes, 20 mayo de 2024 | 18:56

“Generar proyectos con otras empresas del parque informático es muy satisfactorio para todas las partes”

Así lo afirmó Javier Ferreyra, director de Runa ID, la empresa informática radicada en el Parque de la Industria del Conocimiento (PIC). El empresario asistió al relanzamiento del espacio, que ahora apuesta al lineamiento provincial de la activación laboral del sector privado. 

El Parque de la Industria del Conocimiento (PIC) de la Universidad de La Punta (ULP) está conformado actualmente por 9 empresas. ¿Qué tienen en común? Todas buscan lograr la transformación, el fortalecimiento de las economías regionales y el desarrollo socio productivo provincial. Consultados por el lugar que ocupan en el PIC, los representantes hablaron sobre sus objetivos y lo que esperan de cara al futuro. 

Una de las empresas radicadas en el PIC (exParque Informático La Punta) es Runa ID. Gracias al apoyo del parque y de las distintas universidades e instituciones, comenzaron a crecer dentro de San Luis y hoy son desarrolladores de plataformas de Dosep, Rentas y del municipio de la capital puntana. 

“Lo que hacemos es aplicable a toda la industria, nos beneficia a nosotros como empresa estar relacionados con pares que tengan objetivos similares a los nuestros o distintos. Brindamos soporte a empresas de la industria de producción o servicios y ahora el poder colaborar con INTI, INTA y CONICET nos da fuerza”, explicó Javier Ferreyra, director de Runa ID. 

Otra de las entidades que recientemente se instaló en el complejo tecnológico es la compañía SRK Consulting. Fundada en Johannesburgo en la década del 70, cuenta con más de 45 oficinas en todo el mundo. En Argentina tiene cuatro sedes esparcidas entre Buenos Aires, Salta, Mendoza, y recientemente se incorporó San Luis a través del PIC. Su representante local, Diego Marrero, explicó que la corporación desarrolla ingeniería para distintos tipos de proyectos de infraestructura y señaló que el 100% de su nómina técnica son profesionales de carreras de ingeniería y geólogos recibidos en la universidad pública. “Son nuestro principal recurso y es una de las razones por las cuales nosotros nos acercamos también a la ULP y a las instituciones, porque nos nutrimos de sus profesionales y brindamos la experiencia de los nuestros”, indicó. 

Por otra parte, Marrero destacó que uno de los motivos que determinó a la empresa internacional a instalarse en el PIC es su reciente incursión en herramientas de inteligencia artificial, uno de los principales intereses de la entidad, y el vínculo directo con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). “Parte de nuestro staff son becarios, trabajan en el organismo nacional como investigadores, y este lugar nos acerca a ellos para poder empezar a colaborar en proyectos que tienen que ver con medio ambiente o soluciones complejas para problemas de ingeniería. El acceso a esos profesionales para nosotros es muy importante”. El empresario subrayó que el PIC les permitió volver a San Luis y apostar a la inversión local.

El reconocido Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) también será parte del Parque de la Industria del Conocimiento, tanto con proyectos de índole agropecuaria como así también urbano y periurbanos donde tienen un amplio campo de acción. Llegan a la ULP con grandes expectativas y su director, Hugo Bernasconi, destacó la importancia de compartir sede con otros organismos de ciencia y técnica. 

Además de ser un faro de desarrollo que guía el presente, el PIC tiene como eje la investigación para liderar, de tal forma que el Conicet cuenta con el apoyo de la ULP para motorizar el desarrollo productivo de San Luis.

“Queremos que los gobiernos se apoyen en la ciencia. Esto quiere decir valorar el producto que somos capaces de generar, acciones como esta que se está iniciando hoy tienden a valorizar el trabajo que realizamos. Aspiramos a llegar a las empresas y a los emprendedores y enriquecernos con nuevas miradas”, afirmó Antonio Ramírez Pastor, director de Conicet San Luis.