ULP - CURSO DE INGRESO 2015
miércoles, 11 febrero de 2015 | 17:48

La vida universitaria se puso en marcha

Más de 1000 ingresantes arribaron al campus de la ULP para formarse en lo que más les apasiona. Muchos de ellos se hospedan en las residencias universitarias, un servicio de departamentos con todas las comodidades, donde empezarán a soñar con su futuro profesional durante las próximas tres semanas.

Las residencias universitarias abrieron sus puertas a los ingresantes 2015

Las residencias universitarias abrieron sus puertas a los ingresantes 2015

La Universidad de La Punta (ULP) recibió el pasado lunes a más de 1000 nuevos alumnos, quienes eligieron alguna de sus 13 carreras cortas y con rápida salida laboral. Por la mañana, en la sede capitalina del ICT y, por la tarde, en el campus ubicado en el corazón de la ciudad más joven del siglo XXI, la vida universitaria se puso en acción una vez más.

“Tuvimos una muy buena recepción de alumnos. Todos llegaron cargados de expectativas y muchas preguntas sobre su carrera y qué van a hacer en el futuro. Los profesores ya empezaron a interactuar con los alumnos para conocerlos, ya que lo que la ULP ofrece es educación personalizada”, explicó Roberto Oros, director del Instituto de Comunicación y Arte (ICA).

Ni la lluvia que azotó a la capital puntana desde temprano impidió que las aulas del ICT fueran colmadas por los ingresantes 2015. Allí, las comisiones del turno mañana de las carreras de Gestión Empresarial y Turismo desbordaron de alumnos hasta las 13:00. Por la tarde, sucedió lo mismo con el resto de las carreras.

“El compromiso y las ganas de estudiar de nuestros jóvenes nos llenan de energía”, destacó, en tanto, Mariana Mendoza, directora del Instituto de Ciencia y Tecnología (ICT).

Residencias, el segundo hogar de los alumnos:

En la mañana del lunes, muchos chicos llegaron al campus junto a sus familias para conocer el lugar donde pasarán las próximas tres semanas: las residencias universitarias. Muchos de ellos son del interior provincial; otros, de provincias vecinas como San Juan o Mendoza. Todos comparten un sueño, convertirse en profesionales en un lugar que los haga sentir como en casa.

“Sus padres estaban muy emocionados al dejarlos. Pero se dieron cuenta de que la ULP posee un campus modelo donde tendrán un contacto permanente con la tecnología, distintas comodidades y el calor humano”, destacó Mendoza.

 

Nota y foto: Prensa Universidad de La Punta.