El espejo de agua se convirtió en poco tiempo en el lugar elegido por los mercedinos y turistas para disfrutar. El predio se encuentra en un constante cambio a partir de acciones y obras que encabezó el ministro Sergio Tamayo. La forestación se afianza con la adquisición de 80 paulownias.