LA BIENVENIDA A LOS HÉROES DE MALVINAS

lunes, 20 abril de 2015 | 13:48

Un viaje, un final y un recibimiento que tardó 33 años

El llanto y los rezos sobre las tumbas de los soldados muertos en la guerra de Malvinas fueron tal vez el desahogo que les permitió cerrar un pasado. El viento frío secó las lágrimas de los recuerdos y se mezclaron con la alegría de volver, 33 años después, a los campos de batalla y revivir el sufrimiento y los gritos de la muerte. En ese pequeño pedazo de tierra fueron representantes argentinos agradecidos y orgullosos, pese al dolor guerrero, de haber sido llamados a defender la patria y la bandera que abrazan con el alma.