DE SAN LUIS A ROMA

jueves, 29 octubre de 2015 | 09:59

Dos puntanos le enviaron al papa Francisco un cáliz de mármol ónix de La Toma

Claudio González y Damián Escudero son dos amigos de La Toma que a través de una asociación de música de Suiza decidieron enviaron un regalo al papa. “Esto fue una manera de conectar al papa con la provincia, y mucho más con La Toma, ya que es algo muy autóctono y nos representa”, detalló Claudio, que tiene residencia en Suiza desde hace cinco años. El obsequio fue un cáliz realizado por un artesano de La Toma en ónix con detalles en rodocrosita, que es un mineral de tonalidad rojiza, característicos de la zona. De esta forma, un pedacito de San Luis está en las manos del sumo pontífice, quien afirmó que lo colocaría en la Capilla de Santa Marta, donde él va a rezar.