Fue a partir de una firma de convenio entre el Ente Administrador de Plantas de Reciclado y Tratamiento de RSU y Cementos Avellaneda. “El objetivo es que la empresa estudie los residuos provinciales, para luego coprocesarlos en los hornos de cemento. Con esto, apuntamos a disminuir el entierro y comenzar nuestro camino en busca de tener ‘basura cero’”, indicó la secretaria de Medio Ambiente, Natalia Spinuzza.