Este viernes no fue un día más para la gente de la zona, fue el día en que todos sus deseos y anhelos empezaron a transformarse en acciones. Los habitantes se muestran agradecidos por el comienzo de estos trabajos; están cada vez más cerca de llegar a su principal meta que es tener una mejor calidad de vida para ellos y sus familias. 

Nancy vive en el barrio hace 7 años con su marido y su pequeña hija y consultada sobre sus sensaciones por este inicio de las obras de urbanización, expresó: “Es una muy buena obra. Vamos a estar mucho mejor, el barrio será urbanizado, entrará el colectivo. Vamos a tener más servicios. Es un avance para todos los que estamos viviendo acá. Nos pone muy contentos que vamos a estar mejor que antes. Es un barrio grande. Todos los vecinos se van a ver beneficiados“.

Cabe recordar que todos los vecinos han sido protagonistas en la gestación de este proyecto de urbanización porque participaron activamente en mesas de diálogo y construcción colectiva donde aportaron ideas, pedidos, sugerencias y sus puntos de vista. Se involucraron desde el primer momento, algo que es digno de destacar.

Ruth, una referente de la zona, también compartió su felicidad por todo lo que se viene: “Este comienzo de las obras lo tomamos con mucha alegría porque todos los vecinos podremos tener lo básico, como es la luz y el agua, que es lo más importante. Hemos luchado mucho por esto. Hace 7 años que veníamos sufriendo con estos problemas y hoy es el día más feliz para todos nosotros. Ahora vamos a tener más ayuda. Estoy agradecida y más feliz que nunca“, relató emocionada.

“Me parece muy lindo y muy importante que se hayan preocupado por el barrio porque la verdad es que era muy necesario. Esto es un gran inicio. Estoy contenta. Lo necesitábamos hace mucho tiempo. Ahora comienza una nueva etapa y ojalá que todo sea para bien”, manifestó Paola, una vecina que vive en el barrio hace 5 años junto a su marido y sus tres hijas.

 

Nota, fotos y video: ANSL.