Uno de los destinos más buscados en San Luis son las Sierras de las Quijadas. Un lugar donde se fusiona la arqueología, la paleontología y la belleza autóctona. El parque sumará nuevos servicios para el turista que lo visita durante todo el año con el valioso aporte de la Comunidad Huarpe.

Las Quijadas es un verdadero monumento natural, con un árido paisaje de serranías erosionadas por el agua y el viento que generan laberintos, farallones, barrancos y graderías de un color rojizo intenso. Los visitantes se quedan maravillados al recorrer el lugar en búsqueda del magnífico “Potrero de la Aguada”, un gran anfiteatro natural en el corazón de la sierra.

Casi veinticinco millones de años de evolución geológica convierte este sitio en un paraíso para los paleontólogos, quienes han hallado los restos fósiles de dinosaurios y reptiles voladores como el curioso Pterodaustro, con sus notables mandíbulas curvadas hacia arriba.

Acuerdos y servicios para un mejor turismo

El secretario de Turismo, Luis “Piri” Macagno, recorrió el lugar en compañía del jefe de Programa Obras de Arquitectura, Lucas Caymes, y al intendente del Parque, Daniel Martín, con el objetivo de relevar la infraestructura existente y proyectar los nuevos espacios y servicios destinados al turista. Además de “lograr la inserción de la comunidad Huarpe en la prestación de los servicios al turista”.

“A partir de la firma de la carta de intención entre el gobernador Alberto Rodríguez Saá; el ministro de Ambiente, Juan Cabandié y el titular de Parques Nacionales, Lautaro Erratchu; estamos trabajando en la efectivización de lo acordado en materia de restitución de tierras, en función del co-manejo con la Provincia y la comunidad Huarpe”, señaló Macagno.

 

Nota y fotos: Prensa Secretaría de Turismo.