La obra del edificio ubicado en Ayacucho y Colón de la ciudad de San Luis se llevará a cabo en un plazo estimado de 10 meses. Por esta razón, a partir del 1 de diciembre el museo y la biblioteca permanecerán cerrados al público.

El museo Dora Ochoa de Masramón funciona en la casa donde vivió el gobernador Alberto Arancibia Rodríguez y está ubicado en la intersección de Ayacucho y Colón, en el casco histórico de la ciudad de San Luis. Durante 10 meses, este edificio que forma parte del patrimonio cultural de la provincia y la biblioteca Juan Crisóstomo Lafinur serán puestos en valor. Por esta razón, estos espacios permanecerán cerrados al público desde el 1 de diciembre.

La jefa del Programa Cultura, Silvia Rapisarda, destacó la relevancia de la puesta en valor y refuncionalización, tanto del edificio histórico donde funciona el museo como el de la biblioteca Lafinur y expresó: “es muy importante seguir desarrollando estos trabajos porque permiten mantener y fortalecer nuestro patrimonio, nuestra cultura y la puntanidad”. Además, señaló que: “la obra en el edificio del museo involucra diversas tareas, entre ellas, el acondicionamiento de los cielorrasos de la época, de sus pisos de madera originales y carpinterías. Además, se retirará la cubierta existente en el patio interno del lugar, que le permitirá a este espacio volver a su función original”.

Por otra parte, Rapisarda afirmó que “la refuncionalización y puesta en valor involucran tareas de mantenimiento e impermeabilización en todos los espacios interiores, brindando el confort para el desarrollo de las actividades que se lleven a cabo en el lugar. También se instalará un servicio contra incendio, de audio, acondicionamiento térmico y alarma”, señaló la funcionaria.

La jefa de Subprograma Patrimonio Histórico y Cultural, arquitecta Claudia Liendo, brindó detalles sobre dos de los elementos relevantes de la obra como son los pisos y cielorrasos del museo. Sobre este último explicó: “los cielorrasos son decorativos y están conformados por placas metálicas y serán restaurados. Se devolverá la riqueza decorativa original, pintándolos nuevamente con los colores originales devolviendo el valor real que tienen” dijo Liendo, quien se explayó sobre la tarea que realizarán en los pisos del museo: “con respecto a los pisos, el solado pertenece a una intervención efectuada a fines del siglo XX. Son de madera, entarugados y los pisos originales de la vivienda serán restaurados con el objetivo de conseguir la perdurabilidad en el tiempo y obtener la mejor imagen que soslaye el valor del edificio”, afirmó la arquitecta.

Jerarquización de la biblioteca Lafinur

Con respecto a la biblioteca Juan Crisóstomo Lafinur, cuyo edificio data de 1989 Claudia Liendo explicó que se generará un nuevo hall de ingreso sobre calle Ayacucho y se lo acondicionará para el uso de personas con movilidad reducida, incorporando sanitarios para personas con discapacidad, rampa y ascensor. Sus espacios interiores serán tratados con el concepto de planta libre, y se incorporará un sistema de iluminación con pautas museolistica.

La histórica casa donde funciona el museo Dora Ochoa de Masramón

La casa que se encuentra dentro del casco histórico de la ciudad de San Luis fue construida a principios del siglo XX. Es un edificio de estilo ecléctico en el que aparecen elementos de la arquitectura clásica. Para la época era un estilo innovador ya que no tenía el zaguán sobre la línea municipal. Esta vivienda representó la vida social, política y cultural de San Luis de los años ´30. En ella vivió Alberto Arancibia Rodríguez, quien fuera gobernador de la provincia entre 1926 y 1930.

En su puerta de ingreso y posterior se observan grabadas las iniciales del dueño de casa; AAR  (Alberto Arancibia Rodríguez).

En su tiempo fue una casa muy distinguida por sus mármoles, su herrería, pisos de pinotea, sus cielorrasos importados y su carpintería en las aberturas de madera de cedro.

 

Nota y fotos: Prensa Programa Cultura.