El fenómeno se dio luego del primer desove producido a fines de septiembre-principios de octubre. Desde San Luis Agua afirmaron que los especímenes con los que se planea repoblar los espejos de agua se encuentran en perfecto estado y crecen con normalidad.

En este momento los alevines se encuentran en las piletas, donde seguirán creciendo paulatinamente hasta llegar a su etapa reproductiva.

Con el objetivo de repoblar los diques de la provincia, San Luis Agua dispone de la Estación de Piscicultura de Río Grande – un espacio modelo de cría de Pejerrey a nivel nacional – donde se realiza todo el ciclo de reproducción y cría de esta especie.

Julia Veinticinco, subgerente de Piscicultura de la Sociedad del Estado, comentó: “Hace algunas semanas tuvimos el primer desove en la estación. Recogimos los huevos que se encontraban en las piletas – que ya habían sido fecundados por los machos – y los trasladamos a cubas donde completaron el proceso embrionario. Durante la semana pasada se produjeron los nacimientos y constatamos que los especímenes se encontraban en perfecto estado para continuar con el ciclo de vida”.

Y agregó: “En este momento los alevines se encuentran en las piletas donde seguirán creciendo paulatinamente hasta llegar a su etapa reproductiva y, de esta forma, continuar con el círculo donde podremos empezar a sembrar los especímenes en los distintos espejos de agua. En esta etapa, los peces se alimentan pura y exclusivamente del fitoplancton y el zooplancton que se encuentra disperso en el agua”.

“Es importante que todos tomemos conciencia de la importancia de la veda de pesca. La siembra de pejerrey pierde sentido si no respetamos esta norma, ya que durante este período pueden reproducirse y de esta forma aumentar la cantidad de especímenes en los diques”, cerró Veinticinco.

 

Nota y foto: Prensa San Luis Agua.