Este 12 de octubre se conmemora un nuevo aniversario del traslado de los restos del ilustre poeta de Merlo, al lugar que lo vio nacer.

“Sepultadme en la tierra generosa, bajo un árbol, mejor si es espinillo pues a cada ramita rumorosa dará enero su pájaro amarillo”.

Este 12 de octubre se cumplen 37 años del traslado de los restos de Antonio Esteban Agüero a su tierra natal. El mismo día, pero de 1984, en un solemne acto que fue declarado de interés municipal, se inhumaron los restos del “Tono” y se trasladaron al cementerio Municipal, dónde descansa hasta la actualidad.

Una vez finalizadas las obras en el panteón encomendado por la esposa de Don Antonio Esteban Agüero, que se realizaron a través del decreto Nº 950 SG-84, en el que se declaró de interés municipal el homenaje.

En este nuevo aniversario de aquél acontecimiento finalmente se cumple con lo escrito y anhelado por el “Tono” en su “Égloga”: “Sepultadme en la tierra generosa, bajo un árbol, mejor si es espinillo pues a cada ramita rumorosa dará enero su pájaro amarillo”.

 

Nota y foto: Prensa Cultura.