El objetivo es ampliar la superficie con este cultivo para destinarlo tanto para la comercialización en fresco, como para conservas elaboradas en la fábrica de la Colonia Agrícola y venta de plantines.

En ensayo proporciona información para aquellos productores que estén interesados en este tipo de producción.

Sol Puntano continúa con distintas tareas en su predio, con el objetivo de llegar a la población con diversos productos de calidad y 100% locales. A las distintas variedades de hortalizas que se producen en la Colonia Agrícola experimental, ahora se suma la producción de espárragos. Esto es posible a partir de unas pruebas que se vienen realizando en el lugar desde hace aproximadamente un año.

Alfredo Cartellone, jefe del Subprograma Colonia Agrícola, se refirió a esta iniciativa y comentó: “Esto es una prueba más que venimos haciendo de todos los cultivos que son distintos tipos de hortalizas, y que hacemos entre otoño-invierno y primavera-verano. Uno de los cultivos que siempre nos generó mucho interés poder desarrollarlo para ver cuál era su comportamiento a nivel prueba en San Luis es el espárrago”.

“Conseguimos semillas, generamos plantines propios en nuestros invernáculos y obtuvimos el plantín madre para desarrollar lo que se llama la ‘araña’, que es la raíz que le da origen al espárrago. Esa raíz tiene que pasar al menos una temporada en el campo para desarrollar todo el crecimiento de raíces que produce la ‘araña’, donde se emiten brotes llamados turiones, que es la parte comestible del espárrago. Si ese turión sigue creciendo se transforma en un brote que genera floración o ramas y pasa a ser una planta madre de producción de flores y semillas, pero ya no es comestible”, explicó Cartellone.

Y agregó: “Lo que nosotros hacemos es criar esa ‘araña’ y esa planta madre durante al menos una temporada a campo. Esta es la segunda temporada, donde ya empieza a generar esos turiones o brotes tiernos que tenemos que cosechar diariamente para que no se transformen en brotes que pierden valor comercial porque empiezan a florecer”.

Asimismo, el funcionario comentó: “Tenemos nuestra línea de plantas madres donde ahora en primavera se produce la floración, es decir la formación de un pequeño fruto que al principio es verde y después rojizo. Una vez que está maduro recolectamos las semillas para hacer nuevamente el proceso, que es sembrar en bandejas de germinación, criar durante una temporada y después volver a pasar a campo”.

“Actualmente tenemos una línea de prueba de 120 metros de extensión (destinada para la comercialización), que es la que nos refleja que es una producción factible y viable de generarse en una escala comercial. La idea es llegar a ¼ de hectárea de espárragos para la próxima temporada -la cual vamos a completar con las semillas generadas de las plantas madres- para tener para la venta en fresco de paquetes de espárragos y para la producción de conservas elaboradas en la fábrica de Sol Puntano”, sostuvo Cartellone.

Por último, el ingeniero agrónomo indicó: “Todo esto es nuestro objetivo como producción y también es una buena información para aquellos productores que estén interesados en este tipo de producción, que pueden contactarnos si necesitan información de esta temática por nuestras redes sociales. Además, tenemos pensado hacer plantines en macetas para vender plantines madres a quienes quieran tener su propia planta de espárrago en su huerta familiar”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Producción.