Con el objetivo de generar espacios de diálogo, contención y abordaje integral para una adultez LGBT plena y con acceso a derechos en igualdad, se llevó adelante la primera jornada de lo que será un ciclo de encuentros para el acompañamiento de las disidencias en su camino hacia una adultez empoderada.

Entendiendo que una persona trans es considerada adulta mayor al pasar los 35 años -y que los últimos estudios siguen arrojando como dato que la probabilidad de vida del Colectivo LGBT es de 40 a 45 años- desde Weye “Diversidad y Orgullo”, junto a la Asesoría Integral LGBTIQ+ de la Facultad de Psicología de la UNSL, al equipo de trabajo a cargo de Víctor Martínez Núñez y en articulación con las organizaciones de la Mesa LGBTIQ, se abrió una nueva propuesta de taller, que busca profundizar en el acompañamiento de las disidencias hacia una adultez plena y empoderada con acceso a derechos en igualdad.

Al respecto, la coordinadora responsable de Weye, Maia López, expresó: “Me parece muy importante generar estos espacios que propician la unión de las personas de nuestra Comunidad LGBT que se encuentran transitando la adultez, porque sabemos que suele ser muy dura y es necesario saber cómo apoyarnos, además de generar políticas públicas que den respuesta a esas necesidades”. Y agregó: “Este es el primer encuentro de muchos más que iremos organizando, así como el inicio de un plan de trabajo que realizaremos junto a la población adulta LGBT “.

“Este encuentro es histórico y para mí, como adulta mayor y militante del Colectivo travesti-trans, es muy emocionante reencontrarnos con tantas compañeras de la vida, de la lucha y la supervivencia; esto demuestra que desde la Secretaría se sigue proponiendo una agenda de vanguardia e inclusión efectiva”, manifestó la jefa de Área de Fortalecimiento Territorial, Gema Rosales.

Este nuevo taller destinado a los adultos LGBT, y otras actividades propuestas desde Weye, son creados en pos de la visibilización y empoderamiento de las voces trans y en fomento de los vínculos entre pares, persiguiendo como objetivo común la inclusión y el goce pleno de derechos para que todas las identidades puedan habitar y ocupar los distintos espacios que se van conquistando dentro de la sociedad.

WEYE “Diversidad y Orgullo”

Funciona en la calle Marcelino Poblet 668 de la ciudad de San Luis y es un lugar físico de contención, diálogo, sociabilidad y protección de los derechos orientado a la población LGBT. Un espacio que propicia el apoyo emocional, posibilitando el pleno desarrollo de las personas que pertenecen al colectivo LGBT, como aporte a la construcción de una sociedad más justa y libre para todos y todas.

 

Nota y fotos: Prensa Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad.