Se trata de Carlos Saggio, quien se desempeñó en el área de psicología del deporte de las categorías formativas de la Confederación Argentina de Básquet. El profesional elogió la planificación de San Luis y brindará herramientas a los entrenadores y a los deportistas “para que puedan rendir al tope de sus habilidades”.

El Programa Deportes cuenta con un equipo de profesionales que trabajan para potenciar el desarrollo y rendimiento de los deportistas puntanos. Al staff, conformado por un médico deportólogo, dos kinesiólogos, una nutricionista y preparadores físicos, se sumó el psicólogo deportivo Carlos Saggio, quien se enfocará en los seleccionados provinciales que se preparan para los Juegos Binacionales 2021 (del 23 al 29 de noviembre en San Luis).

La psicología deportiva tiene un papel protagónico en las grandes instituciones deportivas del país y el mundo, ya que se enfoca en cómo las conductas y las emociones afectan el rendimiento físico. Desde las áreas de Desarrollo Deportivo y Alto Rendimiento del Programa Deportes consideran que la incorporación de esta ciencia a la preparación de un equipo puede marcar la diferencia entre alcanzar una meta o fracasar en el intento.

Carlos Saggio estuvo a cargo del área de psicología del deporte de las categorías formativas de la CABB, y también trabajó con la Selección Argentina de básquet femenino. Consultado sobre qué encontró en San Luis, dijo: “Me sorprendió gratamente la conformación de un equipo de trabajo con especialistas y la infraestructura que tienen para los deportistas. En San Luis tienen algo bien organizado. Hay un proceso”.

El especialista comenzó su trabajo en abril. Se reunió con los entrenadores de las selecciones provinciales en el “Ave Fénix” y en ese primer encuentro conversaron sobre las áreas en las intensificarán las acciones. Desde entonces se realizaron dos capacitaciones virtuales, “Cómo aprendemos” y “Rendimiento bajo presión”, y este fin de semana mantuvo encuentros con las selecciones de hándbol, atletismo y ciclismo. “Los entrenadores no son psicólogos, pero hacen muchas tareas que tienen que ver con esto. Por eso es importante que tengamos un lenguaje y herramientas comunes”, consideró.

Con respecto a su vínculo con los juveniles, Saggio explicó que el trabajo estará direccionado en dos campos: primero, desarrollar habilidades con entrenamientos efectivos. Segundo, que, al momento de la competencia, los chicos puedan rendir al tope de sus habilidades. “Con esto buscamos que el deportista no pierda los partidos que debiera ganar”, expresó.

A su vez, la localía y las eventuales restricciones que pudiera haber hasta la fecha de la competencia serán dos aspectos en los que profundizará el profesional. Con respecto a lo primero, sostuvo que buscarán “vivirlo de manera positiva y no como una presión”. “Esta es una variable muy interesante para trabajar a lo largo del año, para que sea un plus y no una carga”, indicó. Y en referencia a las dificultades para entrenar y competir con normalidad, destacó la importancia de “transformar los obstáculos en desafíos”.

En ese sentido, añadió: “Vamos a trabajar para desarrollar esa capacidad. Estos obstáculos no aparecen sólo en los partidos, sino en la vida, como pueden ser una situación de pandemia o una lesión. Será un obstáculo más que tendrán que enfrentar, y si son capaces de afrontarlo, saldrán fortalecidos mentalmente”. Y para concluir, aseguró: “Los seres humanos desarrollan su fortaleza a partir de la superación de obstáculos, no antes”.

Con la llegada del profesional, San Luis incorporó otra disciplina a la preparación de sus seleccionados, que comenzaron el 1º de febrero.

 

 

Nota y foto: Prensa Programa Deportes.