Los operativos se realizan simultáneamente en distintos sistemas de agua cruda, donde llevan a cabo la lectura de caudalímetros y se fiscaliza que las conexiones se encuentren regularizadas y con las reglamentaciones necesarias.

Patricio Calderón, gerente de Seguridad de la sociedad del Estado, comentó: “Realizamos lecturas diarias en distintos acueductos de San Luis y constatamos la cantidad de agua utilizada por los usuarios, además de fiscalizar que no existan conexiones clandestinas que afecten el correcto funcionamiento de los sistemas”.

Y agregó: “Estamos realizando operativos para informar a todos aquellos que tienen conexiones clandestinas que deben regularizar su situación, ya que de esta forma podrán tener acceso al agua cruda sin sufrir interrupciones en su servicio”.

¿Por qué es importante mantener las conexiones regularizadas?

Desde la sociedad del Estado, afirmaron: “Las conexiones clandestinas provocan desperfectos en el servicio de agua cruda que brindamos a los usuarios. Esto se debe a que desde San Luis Agua calculamos una cierta cantidad de caudal que debe circular por el acueducto. Ese cálculo está determinado para que sea suficiente para entregar el caudal necesario hasta el último usuario del sistema, es decir, el más lejano. Si se realizan conexiones clandestinas durante el tramo, este último usuario verá una disminución, por lo que mientras mayor cantidad de conexiones clandestinas existan, más usuarios registrados verán afectado el servicio”.

“Nuestro objetivo, además de interrumpir estas conexiones clandestinas, es intimarlos a regularizar su situación, para que podamos realizar un cálculo hídrico que sea eficiente para abastecer a la mayor cantidad de usuarios”, comentaron.

 

Nota fotos: Prensa San Luis Agua.