La rúbrica del acuerdo se realizó en el patio de la Casa de Gobernadores de la localidad. El convenio tiene como objetivo confirmar el lugar donde fueron enterrados los restos del último gobernador de la capitanía de Chile.

El Gobierno provincial, a través del Programa Cultura, acompañó la firma de convenio entre el municipio de Renca y la Universidad Nacional de San Luis. Dicho acuerdo tiene como objetivo confirmar si los restos de Francisco Marcó del Pont, último gobernador de la capitanía de Chile, descansan en Renca.

La jefa del Programa Cultura, Silvia Rapisarda se refirió a la importancia del convenio: “Este proyecto va a ponerle fin a una incertidumbre que tiene la historia argentina y puntana, confirmando si aquí (por Renca) se encuentran los restos de Francisco Marcó del Pont. Es una enorme tarea, de gran trascendencia para la historia, pero también para la familia Marcó del Pont. Además, porque fue una figura muy importante de la gesta sanmartiniana, un hombre de valores, muy leal a sus ideales para quien los datos históricos indican que falleció en La Estanzuela pero sus restos estarían aquí, en Renca”, detalló.

Rapisarda resaltó la labor de los profesionales de la Universidad Nacional de San Luis y agradeció al rector Víctor Moriñigo por acompañar una vez más al Gobierno provincial a través del trabajo responsable que lleva adelante la casa de estudios.

“Ojalá que los resultados sean como los historiadores creen, que en estas tierras están los restos de Francisco Marcó del Pont, nos va a ayudar a valorar y reivindicar al pueblo de Renca que tan importante ha sido en la Gesta Sanmartiniana”, dijo, y agregó que: “Este es el modo de trabajar, mancomunadamente, todas las instituciones en pos de la cultura, de la historia y del bien común”.

La intendenta de Renca, Romina Peralta, destacó la importancia de la firma del convenio con la Universidad Nacional de San Luis para la localidad y para la historia de otros países. También, agradeció el acompañamiento que realiza a este proyecto la familia de Marcó del Pont.

Mariana Marcó del Pont, en nombre de la familia, cuyos integrantes están en Argentina y en Perú agradeció esta gestión y expresó: “Para nosotros es muy importante poder cerrar esta historia familiar, pensar que alguien de la familia murió solo, por amor a su patria, y poder acompañarlos ahora en este camino para encontrar el lugar donde están sus restos y tener un lugar donde traerle una flor y rezar por él, es muy importante”, afirmó.

Por su parte, el rector de la Universidad Nacional de San Luis, Víctor Moriñigo, manifestó su agradecimiento a las autoridades municipales y provinciales al tener en cuenta a la tradicional casa de estudios para colaborar en un hecho tan importante. “Vamos a generar por georradar los aspectos científicos y técnicos para dar respuestas a esta investigación”.

El rector confirmó que el Departamento de Geología de la Facultad de Ciencias Físico, Matemáticas y Naturales (FCFMyN) se va a abocar con todos sus investigadores y docentes para lograr el objetivo con el que hoy se comprometió la Universidad Nacional de San Luis.

Francisco Casimiro Marcó del Pont nació en Vigo (Pontevedra) el 4 de octubre de 1765 y según datos históricos habría fallecido en La Estanzuela el 11 de mayo de 1821, y enterrado en Renca, San Luis. Fue mariscal de campo, presidente de Audiencia y último gobernador de la Capitanía de Chile.

El 15 de septiembre de 1815 fue designado capitán general del reino de Chile y presidente de su Real Audiencia.

Con notable habilidad, San Martín logró vencer a las fuerzas de Marcó del Pont en la cuesta de Chacabuco, el 12 de febrero de 1817, significativa victoria para el Ejército Libertador. Dispersas las fuerzas derrotadas, unas tomaron el camino de Valparaíso, embarcándose con su jefe Maroto a Lima. Otras, buscaron diversos escondites, preferentemente hacia el sur; mientras tanto, Marcó se fugó a Valparaíso. Cuatro días después, cayó prisionero; se sabe que el mariscal y San Martín tuvieron un encuentro secreto, pero ninguno de ellos ha dejado testimonio escrito de ello.

Después de su entrevista con el Libertador, Marcó del Pont dirigió una carta con fecha 28 de febrero al director supremo del Río de la Plata, pidiéndole su libertad a cambio de la promesa, bajo palabra de honor, de no volver a tomar las armas contra América. Pero esta carta se cruzó con la enviada por Pueyrredón donde se ordenaba el traslado del prisionero a San Luis, junto a otros españoles. Los prisioneros llegaron a San Luis el 7 de mayo de 1817.

A pesar de encontrarse en San Luis, no intervino en el alzamiento de los prisioneros españoles del 8 de febrero de 1819. Quien acaudilló al grupo de generales y brigadieres fue el capitán Gregorio Carretero. El gobernador de San Luis, Dupuy, se erigió en juez y los mandó a ejecutar. El mariscal quedó absuelto tras prestar declaraciones; negó terminantemente los cargos de haber tenido conferencia con los culpables del alzamiento ni intervención alguna en el suceso. Al parecer estaba muy enfermo y tuvo que ser trasladado a otro lugar, el gobierno lo desterró a la estancia de don Pedro Ignacio de Mujica. Enfermo y abandonado, murió en “La Estanzuela”, una estancia cercana a la entonces metrópolis de Renca, a los 56 años.

 

Nota y fotos: Prensa Programa Cultura.