“Podrán acceder a este beneficio todos los contribuyentes directos del impuesto sobre los ingresos brutos, que realicen inversiones en el territorio provincial”, anunció este mediodía el gobernador, Alberto Rodríguez Saá.

El primer mandatario resaltó que “quienes paguen ingresos brutos serán eximidos hasta el 50% de este impuesto, pero en lugar de pagar ese porcentaje a la provincia, deberán invertirlo en su empresa o comercio. Con esta medida buscamos generar una reactivación económica donde priorizaremos la generación de nuevos empleos, la incorporación de beneficiarios de planes sociales, la contratación de proveedores locales y el grado de innovación de las propuestas”.

“Los ingresos brutos es la mayor cantidad de la masa impositiva que cobra la provincia, por lo que esta medida provocará una enorme reactivación; ya se ha hecho antes en San Luis y ha dado enormes resultados”, indicó el jefe de Estado.

 

Nota, fotos video: ANSL.