La coordinadora del Ministerio de Salud de la provincia, sostuvo que “el COVID-19 no desaparecerá de modo inmediato, por lo tanto, el comportamiento social debe seguir priorizando el distanciamiento físico, el uso de barbijo y el frecuente lavado de manos”.

“La pandemia no ha terminado ni va a terminar inmediatamente -remarcó-, por lo que debemos tener muy en cuenta los comportamientos sociales; relajarse no es una buena medida porque el virus continúa presente, de hecho en la provincia hay circulación comunitaria, especialmente en las ciudades más importantes. Esto quiere decir que no sabe de dónde puede provenir el contagio y quien puede portarlo, por eso siempre que se está con otra persona, aunque sea de nuestro entorno, hay que tener cuidados extremos”.

Dávila destacó que “de todos los testeos que se hacen, un 75% no registra síntomas, es la forma de que podamos detectar un buen porcentaje de casos positivos, por ello nuestra estrategia está enfocada en pesquisar sobre todo al asintomático, que es la persona que puede contagiar, y de ahí la importancia de establecer quiénes son sus contactos estrechos. Si estuve con una persona el día anterior a que me detectaron positivo y no lo digo, nadie tiene forma de saberlo, esto es muy importante porque esa persona y sus contactos se tienen que aislar, es lamentable pero no hay otra forma pues este virus tiene un periodo muy largo de incubación”.

“A nivel nacional y en la provincia hemos establecido 10 días de permanencia en los contactos estrechos, con hisopado al día 10, para asegurarnos de que el caso sea negativo”, insistió la coordinadora de Salud, a quien le preocupa que “haya personas cuyo concepto sea: ‘No voy a decir quiénes son mis contactos porque, pobrecitos los van a encerrar’, cuando en realidad frenar los contagios depende sí o sí de la responsabilidad ciudadana”, dijo en declaraciones radiales.

La funcionaria reconoció que últimamente no solo se han registrado aumentos en casos positivos, sino también en internaciones, “lo que sucede también en las terapias intensivas, lo que implica mayor mortalidad, o sea hay gente mayor, gente con múltiples factores de riesgo porque hay mucha gente en la comunidad que tiene múltiples factores de riesgo, y esa gente es la que tiene más posibilidad de enfermar gravemente o morir”.

Con respecto al plan de vacunación, la provincia recibe este martes 5.400 dosis de Sinopharm, que se suman al sistema que se aplica en todo el territorio sanluiseño. “Para acceder a la vacuna, la primera medida es registrarse para que podamos ir seleccionando los grupos de mayor riesgo conforme a la disposición de vacunas. Ahora estamos recibiendo la Sinopharm, elaborada en China, que aún no está aprobada para mayores de 60 años, de ahí que se estableció que se van a vacunar docentes menores de esa edad y un porcentaje de quienes tengan factores importantes de riesgo, por ejemplo quienes tengan trasplantes u obesos mórbidos”.

De manera paralela “continuamos aplicando en algunos lugares la segunda dosis de la Sputnik V, mientras que durante la semana diagramaremos el destino de las vacunas que recibamos hoy”.

 

Nota y foto: ANSL.