Los trabajos se realizaron entre el Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, San Luis Agua y la Municipalidad de Renca.

San Felipe es uno de los espejos de agua más grandes de la provincia. Ubicado en cercanías a la localidad de Renca, en el departamento Chacabuco, a 138 km de distancia de San Luis capital.

Los trabajos potenciaron el marco natural y, junto a las pantallas del dique, cerca de su cuenca hidrológica, incluyeron desmalezado, poda correctiva, retiro de ramas y escombros, entre otras tareas.

“Hemos generado un espacio de recreación más en un lugar tan emblemático, ya hemos pasado por Potrero de los Funes, el dique Piscu Yacu, Río Seco, dique Las Palmeras y un montón de lugares que mejoramos en condiciones para favorecer la estadía del puntano y poder disfrutar de estos espacios tan bellos”, explicó el jefe del Programa de Articulación y Gestión Territorial, Juan Pablo Suárez, y detalló: “Junto a San Luis Agua y a la Intendenta de la Municipalidad de Renca, hemos arreglado y pintado las luminarias existentes, se colocaron nuevos artefactos de iluminación, se colocaron asadores y bancos para favorecer las actividades náuticas, turísticas y deportivas de todos los que se acercan a visitar este sitio tan emblemático”.

 

Nota y fotos: Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.