Las tareas fueron realizadas dentro del ejido municipal, en un sistema que desbordó por las recientes precipitaciones. Se movieron más de 60 metros cúbicos de tierra y material de poda.

“Realizamos esta limpieza para evitar que el sistema se tape y que de esta forma el agua circule y desagote de forma correcta”, comentó Alejandro Catapano, subgerente de Planificación y Ejecución de San Luis Agua.

Las tareas consistieron en la remoción de ramas que fueron arrojadas luego de la poda. “Estas ramas y desechos que se arrojaron provocaron que el desagüe que pasa por debajo de la calle se tape y desborde”, agregó.

Para realizar estas tareas, fue necesaria la utilización de maquinaria específica y mano de obra calificada, además de un camión batea como transporte. Se removieron más de 60 metros cúbicos de tierra y material de poda, restituyendo las condiciones que el desagüe no exhibe hace mucho tiempo.

“Es importante que todos tomemos conciencia que al arrojar residuos a estos sistemas pueden taparse y ocasionar situaciones como estas. Cuidar estos espacios es responsabilidad de todos”, cerró el funcionario.

Nota, fotos y video: Prensa San Luis Agua.