Las academias brindaron una entretenida presentación para las familias de los estudiantes que continuaron ensayando y aprendiendo desde la virtualidad.

Cuadros de folclore, cuyanos, norteños, del sur, y malambo fueron los números interpretados.

El pasado domingo 20 de diciembre el teatro del Complejo Molino Fénix volvió a llenarse de alegría. La academia de danzas folclóricas Herencia Norteña y la academia de ritmos urbanos Stylo Dance realizaron una gala de fin de año.

Cuadros de folclore, cuyanos, norteños, del sur, y malambo fueron los números interpretados por la primera academia. Por su parte, Stylo Dance se presentó con hip-hop, reggeaton y jazz.

El director de ambas instituciones, Gerardo Geréz, comentó sobre la experiencia: “Volver al ‘Molino’ es algo impresionante, la felicidad de los chicos de venir, peinarse, cambiarse, subir al escenario y hacer la prueba de escenario. Eso lo valoramos muchísimo. Hay gente que no ha podido dormir, gente que no ha bailado en todo este tiempo y es la primera y última vez en el año que vamos a bailar arriba de un escenario, así que hay muchas expectativas. Estamos muy agradecidos con el espacio porque siempre está con nosotros y nos da una mano. Se está viendo algo muy lindo y organizado”.

En el teatro solo acompañaron las familias de los bailarines cumpliendo estrictamente los protocolos de distanciamiento físico. Fue una noche especial para quienes no quisieron dejar de aprovechar la oportunidad de ver nuevamente sobre el escenario el trabajo anual que realizan en las instituciones, sobre todo en un año tan particular en donde la virtualidad tomó un papel protagónico.

Nota y fotos: Prensa Complejo Molino Fénix.