El coordinador de la Secretaría de Turismo destacó la gran circulación de turismo interno en distintos puntos de la provincia, donde también se desplegaron operativos interministeriales. “Estamos muy conformes con el balance de la actividad y la vamos a seguir replicando durante toda la temporada”, expresó el funcionario.

Luis “Piri” Macagno, coordinador de la Secretaría de Turismo.

“Lo que hicimos fue concientizar a los turistas sobre la aplicación de los usos personales, de los protocolos en materia COVID-19, hacer lo propio con los establecimientos, en los comercios, uso de tapaboca, alcohol en gel, señalética en los comercios y usar la aplicación trazar que es fundamental”, describió el coordinador de la Secretaría de Turismo, Luis “Piri” Macagno, al hacer un primer balance del operativo “Turismo seguro”, que inició este fin de semana largo.

El operativo se desplegó en gran parte de los puntos turísticos de la provincia, en los que se destacaron Villa de Merlo, Potrero de los Funes, Cruz de Piedra, El Trapiche y San Francisco del Monte de Oro.

“Se vio mucho movimiento de gente fruto de un fin de semana largo, el clima ayudó y la apertura del turismo interno. Hubo mucho desplazamiento de personas, afortunadamente no tuvimos ninguna situación grave que lamentar en materia de resistencia a la autoridad, sino que la gente estuvo receptiva a la hora de conversar con el personal abocado al operativo. Estamos muy conformes con el balance de la actividad y la  vamos a seguir replicando durante toda la temporada”, valoró Macagno.

Para el funcionario, el debut de estos operativos sirvió para comprobar que son funcionales a la situación actual, y explicó que fue por ello que se habilitó el turismo interno en la provincia con varios días de anticipación a la apertura de la temporada para turistas externos. “Ya sabemos que los hoteles, cabañas y distintos prestadores de servicios, están en condiciones de recepcionar a los turistas con los protocolos correspondientes”, destacó.

“Hoy la situación epidemiológica y el nivel de apertura que tenemos lo que ha hecho es depositar en la familia, en los comerciantes, en la sociedad en general, la responsabilidad y el cuidado de la salud colectiva. Entonces al flexibilizar el Estado las restricciones que estaban impuestas, ahora la gran responsabilidad recae en nosotros”, consideró.

Por otra parte, Macagno señaló que trabajan junto con Defensa del Consumidor para que una vez iniciada la temporada, concientizar sobre los precios: “es importante que todos puedan trabajar, pero también que el turista se sienta cómodo y que no haya ningún abuso en materia de precios”.

 

Nota y foto: ANSL.