Los dispositivos fueron adquiridos por el Gobierno provincial y su costo supera los $5.000.000. El primero de los pacientes, de 13 años, presenta una malformación de oído y el segundo, de 29, había perdido la audición por un traumatismo producto de un accidente. Las cirugías se realizaron días atrás en el Hospital San Luis.

Los implantes tuvieron por objetivo recuperar la audición. “El paciente de 29 años me dijo que podrá conseguir trabajo porque logrará escuchar con sus dos oídos”, indicó Sebastián Picciafuoco, el otorrinolaringólogo que encabezó ambas cirugías y agregó que “en este paciente, por primera vez en Cuyo, se utilizó un nuevo modelo de dispositivo para implante coclear, que entre otras ventajas permite ahorrar tiempo en la operación, la colocación es más sencilla y da precisión al trabajar en el oído interno”.

En el caso del chico de 13 años se colocó un implante osteointegrado en el hueso, y al vibrar genera la audición. “Le falta el pabellón de la oreja, ocasionando que el conducto auditivo esté cerrado. Muchos nacen con este tipo de malformaciones, pero el implante le permitirá escuchar a niveles normales”, agregó el especialista.

Detalló que en cada caso son al menos 20 los profesionales que intervienen, desde el fonoaudiólogo, el psicólogo y el asistente social en la etapa previa a la cirugía, hasta el personal médico que lo hace en quirófano, como el anestesista, enfermeros e instrumentistas.