El Ministerio de Seguridad informó que, en la noche del miércoles, se controló la línea de fuego ubicada sobre las Sierras Centrales a la altura de Villa de la Quebrada, último foco que se mantenía activo.

Luego de días de intenso trabajo con un clima adverso, bomberos y brigadistas lograron controlar el fuego. Es el resultado de un gran operativo que involucró a organismos del Gobierno provincial y destacamentos de bomberos voluntarios de diferentes localidades.