Durante la noche, el fuego trepó llegando a las sierras que rodean a El Trapiche y El Durazno. El viento norte en la zona dificulta las tareas de bomberos, brigadistas y el avión hidrante.

El jefe de los Bomberos de la Policía provincial, Rafael Godoy, informó este mediodía que se trabaja en varios frentes para proteger principalmente las viviendas cercanas a los distintos sectores en los que el fuego está activo. Se cuenta con un avión hidrante que realizó disparos durante toda la mañana.

El incendio comenzó el viernes en cercanías del barrio Sierras Marianas, entre Los Molles y Villa de la Quebrada. Impulsado por el viento, se extendió a las sierras.

Trabajan para controlarlo, brigadistas de San Luis Solidario, Bomberos de la Policía, bomberos voluntarios de diferentes reparticiones, entre ellas, Potrero de los Funes, El Trapiche, Merlo, Carpintería, Los Manantiales, Villa de la Quebrada; Vialidad Provincial, personal de diferentes ministerios y municipios cercanos.