La ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, reveló cómo vivió la clínica la evacuación a raíz del asedio de los incendios forestales y contó cómo fue el regreso de las madres, los chicos internados y el plantel de profesionales y trabajadores que se desempeñan en la Maternidad provincial.

“Como consecuencia de los incendios acaecidos en la provincia, no fue ajena nuestra Maternidad ‘Teresita Baigorria’, un lugar que todos queremos, la Maternidad más importante de la provincia. Sabíamos que podía llegar el fuego en algún momento y como consecuencia de ello ya se había previsto un plan de evacuación que tuvimos que poner en funcionamiento”, dijo la ministra.

“La Maternidad trabajó desde el inicio sabiendo que corría peligro la vida de cada uno de estos chicos porque son pequeños y de muy bajo peso. La verdad que fue un trabajo muy intenso por parte de todos los que estuvimos allí en la evacuación, sabemos del esfuerzo que puso la gente del establecimiento”, reveló emocionada.

“Muchas personas nos acompañaron en esos momentos. La gente de las clínicas privadas nos abrió sus puertas tal como habíamos acordado con antelación. También el personal del Hospital San Luis, donde se albergó a la mayoría; fue un trabajo conjunto e hicimos esa evacuación como estaba prevista. Al día siguiente pudimos visitar a todos, a las mamás y sus bebés. La misma noche del incendio, a las 23:30, nació Victoria en una de las clínicas privadas y al otro día, al mediodía, nació Santino en el Hospital San Luis. Fue una alegría verlos muy bien. Pero sentíamos lo que las mamás nos dijeron desde un primer momento: ‘Queremos volver porque la Maternidad es nuestra casa’. Ellas la sienten así, como su casa, porque han pasado y pasan mucho tiempo allí. Las propias mamás manifestaban sus ganas de volver”, expresó.

“Entre ellas armaron un grupo de WhatsApp en el que se comunicaban porque están acostumbradas a acompañarse y compartir horas en los pasillos. Por eso querían regresar a la Maternidad, se pusieron muy felices”, contó la funcionaria.

“Hoy pudimos festejar el regreso, la felicidad de las madres, y ver a los chicos en sus incubadoras. Queremos agradecer a la gente de las clínicas privadas y del Hospital San Luis. Y un abrazo afectuoso y agradecimiento a toda la gente de la Maternidad por cómo trabajan. Son verdaderamente una familia”, enfatizó.

“Agradecemos también a Vialidad Provincial, que amplió las picadas cortafuego a las ya existentes, gracias a la gente que colaboró y un abrazo enorme para el personal, técnicos y administrativos de la ‘Teresita Baigorria’ son todos una sola familia y lo pudieron demostrar. Gracias a todos ustedes y al Comité de Crisis por su permanente apoyo”, cerró Sosa Araujo.

 

Nota y foto: ANSL.