Los pequeños productores entregaron chivitos y a cambio se llevaron ejemplares Anglo Nubian y Boer para producir más carne y leche, un aporte vital para sus economías de subsistencia. Fue un trabajo conjunto con Agricultura Familiar sin precedentes.

Los beneficiarios fueron siete familias de distintos parajes, que intercambiaron 28 animales en total.

El Gobierno de San Luis realiza un acompañamiento permanente a pequeños productores, a los que asiste con planes sanitarios, inversiones en infraestructura para acentuar el arraigo rural y, sobre todo, buena genética que aporte al mejoramiento de los rodeos.

En el marco del Plan ProGen, un equipo del Ministerio de Producción visitó diferentes parajes para hacer un intercambio de animales. El Subprograma Producción y Genética Animal entregó chivos de raza criados en el Módulo Genético que está frente a Sol Puntano, y recibió ejemplares criollos, que en su mayoría fortalecerán el banco de genética.

De acuerdo a la especialización de cada criador, la Provincia entrega animales Anglo Nubian, Boer o Criollos mejorados, para que puedan aumentar la producción de carne o de leche, para fabricar quesos y dulces, y así acompañar la economía familiar. “Es bueno recalcar que es un intercambio, buscamos mejorar la genética de sus rodeos y nos llevamos los animales con características criollas adaptadas a la provincia”, señaló Juan Manuel Celi Preti, del Ministerio de Producción.

La zona elegida fue el norte de San Luis, parajes internos de los departamentos Chacabuco, Junín y San Martín, zonas serranas de difícil acceso, donde la cría caprina es casi el único medio de subsistencia, por lo que este refuerzo genético es de vital importancia. “Se trata de gente muy humilde, que vive monte adentro con sus animales. Los citamos en puntos estratégicos porque no se podía llegar hasta sus campos. Algunos llegaban en caballos, motos o camionetas con vecinos, haciendo un gran esfuerzo”, agregó.

También destacó que trabajaron en conjunto con Agricultura Familiar, que fue la encargada de la logística para que todo llegara a buen puerto. “Es una nueva etapa de colaboración entre la Provincia y la Nación. El ingeniero agrónomo, Leonardo Janjetic, hizo una gran labor previa, porque es el coordinador de la Mesa Caprina del Norte, una organización de pequeños productores que participa activamente de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) y trabaja por el bienestar de los criadores”, aseguró Celi Preti, quien explicó que participaron del operativo tomando las medidas de precaución contra el coronavirus.

Los beneficiarios fueron siete familias de distintos parajes, que intercambiaron 28 animales en total. Tomasa Jara, de Los Quebrachos, recibió dos chivos de raza criolla mejorada; Sergio Rodríguez (Los Lobos) se llevó una pareja de Anglo Nubian, al igual que Malena Alvelo, del paraje Cabeza de Novillo.

Jorge Torres (Las Chilcas) intercambió por una pareja de Boer, lo mismo que Iván Cuello (Los Chañares). Los últimos dos apuntaron a los Anglo Nubian: Nicolasa Godoy (Bajo de Véliz) y Manuel Lucero (Los Argüellos).

 

Nota y fotos: Ministerio de Producción.