Las tareas se llevaron a cabo para prevenir la erosión de los terrenos colindantes con el arroyo, que perjudican a los vecinos de la zona. Esta maniobra no modificará la dinámica actual del río.

 

Con el objetivo de brindar un óptimo servicio de agua cruda a los usuarios, San Luis Agua administra y mantiene la infraestructura hídrica de la provincia diariamente.

En esta ocasión, se realizó el reencauzamiento del río Los Puquios, en donde se modificó la traza del cauce para evitar que erosione el terreno de los vecinos de la zona. “Las tareas consistieron en modificar la traza de un río. Abrimos una nueva traza para que el agua circule en una dirección que no afecte a ninguno de los vecinos de la zona”, afirmó Daniel Torres, jefe del Área Ríos de San Luis Agua.

Para realizar los trabajos se debió contar con maquinaria y personal capacitado para las tareas, además de un estudio previo donde se determinó la correcta dirección del recurso, para que no afecte a los vecinos y a la vegetación autóctona.

Actualmente, el agua de los ríos de la provincia tiene dos orígenes. El primero, proviene de vertientes o manantiales que se originan en la parte media-alta de las cuencas, que les da su caudal ordinario durante la mayor parte del año. El segundo, es producto de las precipitaciones que generan escorrentías superficiales y crecidas de los ríos y arroyos.

 

Nota y fotos: Prensa San Luis Agua.