El director de Vialidad Provincial, Jorge García Quiroga, mantiene reuniones con sus pares de Vialidad Nacional en el armado del pliego licitatorio y los estudios previos para la construcción de la obra vial que se desarrollará en la ciudad capital. La inversión alcanza los $3758 millones.

Tras la firma del convenio entre el Gobierno nacional y el Estado provincial para la construcción de la Avenida de Circunvalación de la ciudad capital, funcionarios y técnicos de Vialidad Provincial ya trabajan con sus pares de Vialidad Nacional en la faz administrativa de cara al llamado a licitación para el desarrollo de la obra.

El titular de Vialidad Provincial, Jorge García Quiroga, adelantó diversos pasos que ya concreta el organismo sanluiseño para obtener la documentación y estudios previos para convocar a las empresas que pretendan realizar la obra.

“Se firmó el convenio entre Nación y Provincia para dar inicio a los trámites administrativos. Ahora se homologará ese vínculo por parte de ambos gobiernos. Es el paso previo a todas las tareas, pero nosotros ya estamos trabajando en el pliego administrativo por parte de Vialidad Nacional y nosotros también para culminar con los trámites y allí abrir el llamado a licitación”, afirmó el funcionario puntano en declaraciones radiales.

“El inicio de la obra depende de la finalización de los trámites de llamado a licitación, podría ser en diciembre, es la idea. Pero estamos en medio de una pandemia y eso suele retardar un poco los tiempos. No es sencillo”, detalló.

“El monto de la obra $3758 millones. El plazo de ejecución son 2 años. De manera directa serán 1.000 personas e indirecta entre 2500 y 3000 personas. Hablando de provisión de materiales, comercio y proveedores. La tarea está dividida en dos etapas. La idea es comenzar con la parte más compleja desde el puente derivador hasta Pescadores. Es la zona más conflictiva en cuanto al tránsito. Nos juntaremos con la gente de Vialidad Nacional para ver y analizar todo esto. Hay que prever el desvío de tránsito, no es algo simple. Estamos con diálogo abierto permanente y lo estamos evaluando”, afirmó el titular de Vialidad Provincial.

“Hay que hacer un plan de contingencia para el desvío de tránsito para cuando comencemos la obra. Es complicado porque la idea es no ocasionar problemas de tránsito. Estamos armando un esquema de trabajo para luego ofrecérselo a la empresa que gane la adjudicación de la obra. Puntualmente en la zona desde el Puente Derivador y el Puente Favaloro hay un alto tránsito por el que circulan 26.000 vehículos por día. Por eso hay que coordinar un buen el desvío de esa cantidad de tránsito”, destacó.

“La obra tendrá puentes, rotondas, es un anillo que conectará a toda la ciudad capital. Es una obra súper compleja, dificultosa, pero con el tiempo, cuando esté lista, facilitará muchísimo el tránsito y la parte paisajística de la ciudad”, concluyó García Quiroga.

 

Nota y foto: ANSL.