Este viernes por la noche, el gobernador Alberto Rodríguez Saá sostuvo que “estamos atravesando el momento más difícil de la pandemia del COVID-19 en el marco de nuestro estatus sanitario”.

“Por el momento podemos afirmar que no existe en la provincia circulación comunitaria de COVID-19, pero si sucediera volveremos al aislamiento social, preventivo y obligatorio”, informó.

El primer mandatario remarcó que “contagiarse de coronavirus es una desgracia, un hecho no querido, frente a lo cual el Estado junto al Comité de Crisis realizan todo el esfuerzo posible, pero San Luis tiene una debilidad que es el corredor bioceánico; debemos cuidarlo, mantener cerradas las fronteras y cuidar al transporte”.

“No tenemos circulación viral comunitaria, pero sí tenemos muchos casos, por lo que pedimos a la comunidad que nos brinden todos los datos necesarios para poder realizar una trazabilidad óptima y así focalizar. Debemos cuidarnos entre todos”, sostuvo Rodríguez Saá.

 

Nota y fotos: ANSL.