Apenas recibió las llaves, Sergio Agüero y su esposa buscaron a sus tres hijos, cargaron su camioneta y fueron los primeros en comenzar a mudarse al flamante barrio de las 365 viviendas, entregadas este sábado en Villa Mercedes. El objetivo de los Agüero, como el de la mayoría, es vivir desde el primer día en su casa propia.


Detrás de él, otras familias que postergaron el almuerzo y la siesta, también arribaban con sus hijos, que no pudieron estar presentes al momento de la entrega de llaves y de las carpetas de adjudicación, como norma de seguridad frente a la pandemia de Covid-19. Para mantener medidas como el distanciamiento social, solo hubo dos personas por casa durante la actividad protocolar, que se realizó simultáneamente en la puerta de cada vivienda.

 

Nota y foto: ANSL.