Gracias a la incorporación de la modalidad de rurales generativos, pudo tener su primer egresado y ampliar la matrícula a 80 alumnos que cursan actualmente en el establecimiento.

Aniversario de la Escuela N° 242 “Pablo Pizzurno”.

Este martes en el paraje Villa Salles hay motivos de fiesta, porque la Escuela N° 242 “Pablo Pizzurno” de esa localidad del departamento Pedernera cumplió nada menos que 110 años de vida.

El pequeño pueblo, ubicado a 5 kilómetros de Justo Daract, tiene un establecimiento educativo donde actualmente cursan alrededor de 80 alumnos entre nivel inicial, primario y secundario.

“Nos toca esta celebración en un contexto totalmente atípico, por lo que no pudimos festejar como hubiéramos querido. La escuela cumple 110 años y ha tenido un gran desarrollo a lo largo del tiempo”, explicó Roberto Scagnoli, director de la “Pablo Pizzurno”.

Nació como la Escuela Nacional N° 107. De aquella edificación pequeña, de paredes de ladrillos y puertas y ventanas de madera, ya no quedó nada. La escuela le dio paso a la modernidad y los cambios edilicios están a la vista. El 18 de marzo de 1964 fue rebautizada con el nombre con el que se la conoce actualmente.

Los avances en el establecimiento se siguieron sucediendo y los más recientes son motivo de orgullo para todo Villa Salles. “El problema que teníamos es que los alumnos cuando llegaban al tercer año del ciclo básico del secundario, se iban, no podían terminar la escolaridad. A partir de que hace dos años se incorporó el nivel secundario generativo orientado en la escuela, esto cambió. El año pasado tuvimos nuestro primer egresado y fue una gran emoción para nosotros”, manifestó Scagnoli.

Construcción original.

Nota: Prensa Ministerio de Educación.

Foto: Gentileza.