De la necesidad de sacar la producción en medio de la cuarentena surgió la idea de canalizarla vía delivery, y la planta de elaboración adquirió un protagonismo central, entre los módulos productivos que posee el predio del Gobierno provincial.

Una ingeniera en alimentos se encarga de controlar todos los protocolos de elaboración en los distintos procesos.

Bajo estrictas normas sanitarias y con los protocolos que exige la pandemia, en un formato de delivery hacen la entrega de los combos puerta a puerta en San Luis, Juana Koslay, Potrero de los Funes, El Volcán y La Punta.

“La idea es seguir generando recursos genuinos para reinvertirlos en etiquetas, envases y demás insumos requeridos para este tipo de producciones”, explicó a ANSL, Alfredo Cartellone, gerente de Producción Agrícola de Sol Puntano, cuya fábrica viene trabajando desde hace tres años en la elaboración de diferentes tipos de productos y conservas.

Entre los más conocidos está la línea varietal de vinos de producción y elaboración propia, como el cabernet, merlot, malbec, rosado de malbec, chardonnay cosecha tardía para vino dulce y torrontés.

Se agregan a la oferta todas las presentaciones de aceite de oliva. Durante el verano, parte de la producción de tomate se deriva a la venta en fresco y otra a elaboración de conservas en dos tipos, triturado y en mitades con albahaca.

La lista sigue con cebollitas en vinagre, pickles, zanahorias en conserva, distintas combinaciones de frutos secos, como almendras y nueces, entre otros.