Así lo adelantó el gobernador Alberto Rodríguez Saá en el reporte diario que brindó este jueves desde Terrazas. Los jubilados, pensionados y beneficiarios de Anses podrán percibir su dinero en las ventanillas de los bancos habilitados. Habrá una disposición especial para que la gente preserve la distancia entre sí, las entidades bancarias intensificarán la limpieza en el interior de las sucursales, la Policía reforzará la vigilancia y las comunas de la capital y Villa Mercedes desplegarán inspectores para colaborar con la gente y modificarán el tránsito y recorrido de micros.

La planificación tomó forma este jueves por la tarde durante una reunión que el Comité de Crisis mantuvo con representantes de los bancos, Anses y los intendentes de la ciudad capital, Sergio Tamayo, y de Villa Mercedes, Maximiliano Frontera.

El objetivo es que los jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), la Asignación Universal por Embarazo (AUE) y las personas que comenzarán a cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) – $10.000 que otorga el Estado Nacional- que no tengan tarjeta de débito puedan hacerlo por ventanilla sin infringir las normas para prevenir contagios de coronavirus.

Los haberes que percibirán son aquellos correspondientes a marzo y el operativo está dirigido única y exclusivamente a estos grupos que, por la falta de la tarjeta de débito, todavía no pudieron recibir su dinero.

Hasta los días pasados, para evitar contagios de coronavirus, todos los bancos del país cerraron sus puertas. Sin embargo, ante la necesidad de recibir sus haberes de marzo por parte de aquellos jubilados, pensionados y beneficiarios, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso la apertura de las sucursales los días viernes 3 de abril, el lunes 6 y el martes 7.

Los horarios de atención en los bancos será de 8:00 a 13:00, y aquellos que vayan hasta las sucursales tendrán que respetar lo dispuesto esta tarde en Terrazas.

Las comunas dispondrán que equipos de inspectores de tránsito corten distintas calles de la capital puntana y Villa Mercedes para facilitar la llegada de la gente hasta las entidades bancarias. Incluso modificarán algunos recorridos de colectivos para que el arribo de los jubilados sea más fácil y ágil.

Al tener calles liberadas de tránsito, los encargados de los bancos orientarán las filas de beneficiarios, jubilados y pensionados con una distancia prudencial entre una persona y otra, tal como lo recomiendan los especialistas en pos de evitar contagios de COVID-19.

También colaborarán con las medidas de higiene en el interior de las sucursales, mientras que la Policía de San Luis incrementará su vigilancia en la zona con el objetivo de mantener el orden y que la gente pueda cumplir su trámite con tranquilidad.

“Mantuvimos una reunión muy positiva en la que quedó diagramado este operativo que permitirá que jubilados, pensionados, beneficiarios de Anses y las personas que cobrarán por primera vez el Ingreso Familiar de Emergencia lo puedan hacer por las ventanillas de los bancos. Está dirigido a aquellas personas que no poseen tarjeta de débito porque no la tramitaron o la perdieron. Aquellos que sí tienen el plástico pueden utilizar los medios electrónicos”, explicó el ministro de Hacienda Pública de la provincia, Eloy Horcajo.

“El pago por las ventanillas comenzará este viernes y continuará lunes y martes. Reiteramos que es para nuestros jubilados, pensionados y beneficiarios de Anses”, añadió el funcionario.