“Nos han comunicado desde el banco Supervielle y de Rovella que se procederá a la donación de cinco respiradores por parte de cada una de estas empresas, que se sumarán a los que poseemos actualmente, mientras realizamos los trámites para tener la mayor cantidad de respiradores posibles”, precisó este martes por la noche el gobernador, Alberto Rodríguez Saá.

Por otra parte, el primer mandatario puntano agradeció a la “Universidad Nacional de San Luis, que nos proveerá de alcohol en gel y de jabones muy prácticos, dispuestos en blísters, que serán distribuidos donde hagan falta”.