Integrantes del Ministerio de Producción dictaron charlas en ocho localidades sobre buenas prácticas de manufactura. En total, se capacitaron más de 350 productores.

El Gobierno de San Luis, a través del Ministerio de Producción, busca mejorar la posición comercial de los pequeños y medianos productores de la provincia y, a su vez, reforzar la sanidad de los alimentos que llegan al consumidor. Una de las actividades que se realiza para lograr esto es el dictado de diferentes capacitaciones.

La primera de este año abarcó aspectos generales de lo que significan las buenas prácticas de manufactura que incluye la higiene y manipulación de los utensilios y alimentos, desde la producción hasta la obtención del producto final.

Con el evento realizado en la ciudad de Villa Mercedes, el pasado miércoles, el Programa de Enriquecimiento Productivo, perteneciente al Ministerio, cerró la primera tanda de capacitaciones a pequeños y medianos productores de la provincia de San Luis.

En total, se capacitaron más de 350 productores en diferentes puntos de la provincia. También asistió personal del área de bromatología de las Municipalidades de San Francisco y Villa Mercedes, para optimizar sus funciones dentro de sus respectivas localidades.  

El principal tema que se trató fue el manejo y la correcta elaboración de productos alimenticios, los cuidados necesarios y las prácticas higiénicas requeridas en toda la cadena agroalimentaria. Además, se dieron detalles acerca de las condiciones precisas para la obtención de productos aptos para el consumo, aplicando las cinco claves de inocuidad de alimentos, emitidas por la Organización Mundial de la Salud.

Mauricio Pipitone, jefe del Subprograma Desarrollo Productivo Comercial, destacó la asistencia de los productores y su predisposición para capacitarse. “Tuvimos una muy buena respuesta por parte de los productores, los notamos interesados en mejorar la calidad de sus productos y en optimizar su producción”. Además, resaltó la diversidad de rubros que se acercaron a participar. 

“Más allá de que esta primera tanda estuvo centralizada en las buenas prácticas de manufactura, se presentaron muchos productores de otros rubros, eso nos da la pauta que no sólo los productores alimenticios tienen el interés de mejorar su producción”, agregó Pipitone. 

El Ministerio de Producción seguirá realizando las capacitaciones durante todo el año, buscando alcanzar a la mayor cantidad de productores posibles. “Veremos el resultado en las Ferias de Pequeños y Medianos Productores, donde podremos contemplar el impacto que tuvieron las capacitaciones” cerró Diego González, jefe del Programa Enriquecimiento Productivo.

La palabra de los productores que asistieron

Gustavo Degan, productor oriundo de la ciudad de Villa Mercedes, expresó que la capacitación le pareció muy educativa y que se mantuvo un “muy buen nivel profesional”. “Si bien la charla está vinculada a los comestibles, yo la aplico a la higiene y la alimentación de los animales. Me sirvieron mucho para sumar conocimientos a mi emprendimiento de cerdos y huevos de gallina”, cerró Degan.

Miriam Leyes, productora de dulces de la localidad de Luján, asistió a la capacitación brindada en San Francisco y comentó que “las capacitaciones responden a todas nuestras dudas”. Agradeció cada oportunidad para enriquecer su emprendimiento.

Por otro lado, Andrés Salomón, que produce bulbos de azafrán, plantas ornamentales y biofertilizantes en la localidad de Carpintería, expresó que “el curso fue muy bueno, se entendió todo muy bien” y agregó que, aunque no produzca alimentos, la capacitación le fue muy útil para su emprendimiento.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Producción.