Agustina Coria y Milagros Mercado de la Escuela N° 68 “Doctor Nicolás Jofré” del paraje Aguada de las Ánimas; y Belén Vera de la Escuela N° 220 “Heroínas de Ayohuma” del paraje Las Palomas, acompañadas de la comunidad educativa y familiares finalizaron sus estudios secundarios.

El Circuito Nº 15 de escuelas generativas rurales ya tiene sus primeras egresadas.

Mediante actos académicos y representaciones artísticas, el Circuito Nº 15 celebró el egreso de sus primeras alumnas del nivel secundario generativo rural. Ellas son Agustina Coria y Milagros Mercado de la Escuela N° 68 “Doctor Nicolás Jofré” de Aguada de las Ánimas; y Belén Vera de la Escuela N° 220 “Heroínas de Ayohuma” de Las Palomas.

Para que las estudiantes compartieran con familiares y amigos, los actos se realizaron en cada uno de estos parajes pertenecientes al departamento Junín.

La escuela de Aguada de las Ánimas hizo la entrega de diplomas a las estudiantes que finalizaron la secundaria; luego se invitó a los presentes a disfrutar de la parte artística del encuentro compuesta por coreografías de familias, docentes y estudiantes. Por último, compartieron una inolvidable cena.

En Las Palomas se llevó a cabo el cierre de ciclo lectivo agasajando a la egresada del secundario, junto a tres egresados del nivel primario, donde asistieron 200 personas de la zona. En esta oportunidad, luego de la entrega de diplomas y reconocimientos, hubo tres comedias protagonizadas por estudiantes y padres. Además, la comisión organizadora ofreció comidas típicas.

Al respecto, la coordinadora Verónica Aguilera, expresó: “Esta última semana ha sido muy especial y emotiva. Llegó el final del ciclo lectivo y festejamos juntos no sólo los egresos de nuestras tres alumnas, sino también que muchos jóvenes tendrán las mismas oportunidades en sus parajes, cerca de sus familias”.

Finalmente, la egresada Belén Vera, compartió: “El hecho de que hayan puesto el secundario en mi pueblo me ayudó mucho para poder finalizar el secundario, antes, en otra escuela, se me complicaba ir todos los días y al tener mi hija chiquita me costaba dejarla en mi casa. Estos seis meses que pasé con mis compañeros y profesores fueron muy buenos porque nos brindaron su apoyo, compañía y comprensión”.

De la misma manera, la Escuela N° 412 “Ana Luisa Zárate de Agúndez” -institución perteneciente a este circuito- del paraje Santa Ana, desplegó sus festejos donde los chicos dieron a conocer sus dotes artísticos bailando malambo, chacarera y gato; y el encuentro concluyó con un brindis con todos los invitados.

Nota: Prensa Ministerio de Educación.

Fotos: Gentileza.