El edificio tendrá capacidad para 600 personas y contará con bar, restaurante, salón y baños. Se ultiman los detalles y se está colocando el mobiliario correspondiente.

Con una inversión que supera los $25.000.000 tiene una superficie cubierta de 936 m2.

Con un diseño en armonía con los edificios de Terrazas del Portezuelo, el futuro mirador del dique Chico ofrecerá una vista del Río San Luis, la cual se reflejará en sus paredes de vidrio.

“Cuando nuestro gobernador, Alberto Rodríguez Saá, anunció la construcción del mirador, remarcó que el objetivo de Terrazas siempre fue tener las puertas abiertas para los turistas y para que los puntanos lo adoptaran como un espacio de encuentro. Este edificio cumplirá una importante función porque estará acondicionado para casamientos, cumpleaños y eventos sociales. Estas obras crearán un nuevo polo turístico en plena ciudad. El predio tiene senderos, plazas, una increíble forestación de especies autóctonas, obras de arte al aire libre. Sin dudas se ha convertido en un atractivo turístico y seguirá creciendo”, recalcó el ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich.

El edificio tendrá capacidad para 600 personas y contará con bar, restaurante, salón y baños.

Fase final

El jefe del Programa de Obras de Arquitectura, Cristian Rasmussen, detalló las labores finales que se ejecutan: “Está en marcha la instalación de los equipos de climatización, las terminaciones en los sanitarios y la colocación del mobiliario de la barra y cocina. Además, estamos con los trabajos de pintura y tratamiento de los espacios exteriores”.

Con una inversión que supera los $25.000.000 tiene una superficie cubierta de 936 m2 y una  semicubierta de 969 m2, en donde funcionará un bar-restaurante con baños y depósito.

Prensa: Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.