Dentro de los principios del sistema republicano de gobierno está la publicidad de los actos de gobierno. Las nuevas tecnologías imponen nuevas formas de publicación.

El concepto de República trae consigo la división de poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) y entre otros principios, la periodicidad de las funciones, la no injerencia de un poder en las facultades exclusivas de otro, está la de dar publicidad a sus actos.

Tradicionalmente se entendía que el Ejecutivo y el Legislativo, con las publicaciones de decretos y leyes en el boletín oficial, estaban cumpliendo acabadamente con esa obligación de dar publicidad a sus actos y que hoy podemos denominar transparencia. El Judicial con el dictado de sentencias se daba por cumplido. Esas formas que en algún tiempo eran suficientes, se quedan absolutamente cortas con los cambios en las tecnologías comunicacionales y el nivel de politización de la ciudadanía.

Por ello, cuando el presidente quiere hacer anuncios de relevancia puede usar la cadena nacional para que canales de aire y radios transmitan su mensaje. Las páginas web de los gobiernos y los ministerios dan información a la ciudadanía. Lo mismo ocurre con los diversos legislativos (Concejos Deliberantes, Legislaturas provinciales y Congreso de la Nación) que publican sus discusiones y decisiones, en papel y medios digitales. Claro está que funcionarios de estos dos poderes dan entrevistas y conferencias de prensa para dar sus opiniones e informar a la ciudadanía.

De los tres poderes del Estado, la justicia es la que más retrasada está.

La vicepresidenta electa solicitó que su declaración de hoy ante el Tribunal Oral Federal N° 2, se transmitiera en vivo. El Centro de Información Judicial tiene un canal en YouTube que se denomina CIJTV, en donde se ha transmitido en vivo y directo. En el juicio donde declara Cristina Fernández de Kirchner, este tribunal transmitió y fue reproducido por varios canales de aire la lectura de las acusaciones. Este mismo Tribunal negó el pedido en dos oportunidades.

En un sistema republicano la regla debería ser la mayor publicidad posible a los actos de gobierno.