Este año, el IX Encuentro Provincial de CePAT y actualización y optimización de la carga en SISA será el 28 de noviembre, en el salón de actos del Hospital San Luis.

Todos los años los profesionales que forman parte de los Centros de Prevención, Asesoramiento y Testeo (CePAT) que existen en la provincia, se reúnen para analizar la situación actual de las enfermedades de transmisión sexual, actualización para mejorar las estadísticas y trabajar en la optimización de la carga de datos.

A las 9:00, el jefe del Programa Epidemiología, Rodrigo Verdugo, realizará un resumen epidemiológico de la situación provincial ETS, el bioquímico Jorge Bhon del Laboratorio de Salud Pública dará un entrenamiento del Sistema Integrado de Información Sanitaria (SISA).

A las 11:00, los profesionales del CPAA (Centro de Prevención y Asistencia de las Adicciones) encabezarán la mesa debate sobre “Chem sex”, un concepto ya instalado en Europa, que se refiere al consumo de drogas para facilitar la actividad sexual. Al mediodía habrá una actualización en hepatitis virales a cargo del Dr. Mauro González del servicio de Gastroenterología del Hospital San Luis.

En San Luis existen 27 centros de prevención, asesoramiento y testeo en centros de salud y hospitales.

 ¿Qué es un CePAT?

En los CePAT trabajan con un equipo que realiza acciones promocionales y preventivas de enfermedades de transmisión sexual, para potenciar, además, instancias de asesoramiento cara a cara, y la realización de otras actividades que fomenten la participación de todos los involucrados en el proceso diagnóstico.

Con la implementación de este modo de trabajo, se procura aumentar la accesibilidad al test para VIH y sífilis sensibilizando y respondiendo de manera rápida a quienes lo demanden.

También se orienta a valorar la posibilidad de que cada entrevista de asesoramiento, y cada resultado entregado, sean una apuesta a aumentar la capacidad para tomar decisiones informadas de las personas que demandan atención.

Se considera al CePAT como puerta de entrada al cuidado y la asistencia de todas las personas que se acercan a él, ya sea porque tienen el virus o porque reciben un resultado negativo.

Las personas cuyas pruebas resulten positivas al VIH y/o sífilis tendrán acceso inmediato a una atención adecuada (asistencia médica, apoyo psicológico, apoyo social).

Las personas con una prueba negativa recibirán asesoramiento, orientación y apoyo con vistas a evitar una posible infección.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Salud.