Pertenece a una estirpe de artesanos. Teje desde los 14 años y representó a San Luis con sus confecciones en diferentes provincias. Participó de la reunión que la jefa de Programa Cultura, Silvia Rapisarda, mantuvo con tejedoras y les trasmitió la propuesta de realizar una exposición en la fábrica de alfombras “Tecla Funes”.

Rosinda Barroso confecciona con sus manos bolsos, fajas, ruanas, mantas, ponchos y demás tejidos en telar criollo.

Rosinda, que conoce todos los procesos que posee la lana y sabe cada uno de los tratamientos que se le realiza tras la esquila de las ovejas, se reunió con Silvia Rapisarda y se mostró entusiasmada con la propuesta de exponer en la fábrica de alfombras ‘Tecla Funes’, ubicada en La Punta.

“Debo ser la semilla que desparramaron los vientos”, dijo Rosinda, que con sus hábiles manos ha transformado la lana desde el vellón a la hebra desde que tenía 14 años y siguió así el legado de sus abuelos y bisabuelos confeccionando ponchos, mantas, ruanas y demás tejidos artesanales. Sobre la muestra, dijo que es una excelente oportunidad para que se muestren los tejidos.

“He participado en la Rural en Palermo, estuve en La Rioja, en Río IV, en cada uno de esos lugares representando a San Luis. Además, durante dos años di clases en Nogolí sobre tejido y los procesos de la lana”, agregó.

La artesana de 74 años, que nació en San Luis, confecciona con sus manos bolsos, fajas, ruanas, mantas, ponchos y demás tejidos en telar criollo. “Mis manos son las máquinas”, definió.

“Hilo la lana con el huso, la pongo en aspador para armar la madeja, para luego tejer en el bastidor o en el telar criollo”, dijo orgullosa de ser puntana, y se mostró agradecida por la convocatoria del Programa Cultura.

Nota y fotos: Prensa Programa Cultura.