Suba del dólar y baja de las tasas de interés. Caída de reservas y salida de depósitos en dólares de los privados. La brecha entre el dólar mayorista y el contado con liquidación supera el 17 %. Extraordinaria rentabilidad en pesos de los bancos durante agosto.

 

En la aparente calma financiera, se está produciendo una lenta sangría de las reservas y una controlada suba del dólar oficial. La confianza no aparece y los que desean colocar sus dólares en el exterior, el jueves estuvieron dispuestos a pagar por el billete verde un 17,67 % más. Utilizan el sistema denominado contado con liquidación (CCL), compran en argentina acciones o bonos que cotizan en el exterior y las venden allá.

Los datos:

Reservas: -323 de 48.174 a 47.851.

Tasa LeLiq: 74,98 % a 69,48 % bajaron 5,5pp.

Dólar mayorista: $ 57,71 a $ 57,98 subió 27 centavos.

Dólar minorista: $ 60,09 a $ 60,30 subió 30 centavos.

Dólar CCL: $ 68,23 brecha con minorista 13,15 %.

Brecha con mayorista 17,67 %.

Esta semana (viernes a jueves) las reservas se redujeron 323 millones de dólares, con caída todos los días. Entre el 12 de agosto y el 10 de octubre, casi 2 meses, cayeron U$S 29.630. Representan el 38 % de las reservas actuales.

Cada pico de suba que se observa en el gráfico, se debe a deuda contraída con el FMI. No solo ya no están los 3 últimos giros, sino que el nivel de reservas está por debajo.

Una de las causas de las caídas de reservas, es la falta de confianza de los depositantes en dólares del sector privado del país. Miremos como se han comportado el retiro de dólares de los bancos.

Otra causa para la caída de las reservas son las ventas de dólares que realiza el BCRA para que no se dispare el precio del dólar. Por ello la suba en su valor es controlada. Pues los grandes inversores están dispuestos a pagar mucho más que el valor que se ve en las pizarras.

El problema de esta brecha es que algunos formadores de precios o empresas comienzan a mirar la cotización del dólar CCL ($ 68,23 al día de ayer) para su cálculo de costos.

Mientras el común de los ciudadanos hemos sufrido el incremento de los precios y la consecuente pérdida de poder adquisitivo a causa la notable devaluación de agosto, los bancos tuvieron pingües ganancias en pesos, debido a sus tenencias en dólares.