Argentina tiene el 35,4% de pobres de los cuales el 7,7 son indigentes, pasan hambre. Más de la mitad de los niños menores de 14 años son pobres (52,6%). San Luis está por debajo de la media nacional y de Cuyo en cuanto a la pobreza y es la que menos indigencia presenta.

La información oficial sobre la pobreza y la indigencia, correspondiente al primer semestre de este año, fue publicada por el INDEC. Los datos son dolorosísimos. Uno de cada tres compatriotas es pobre. Más de la mitad de los niños son pobres. El 35,4% de pobreza en el primer semestre del año, es el índice más alto de la década. El incremento de pobres, desde el inicio de la gestión del presidente Macri, se estima entre 8,5 y 6,4. Lo oficial es que en el último año pasó de 27,3 a 35,4 (8,1 pp).

Son más de 4 millones de personas.

Miremos el indicador de pobreza, desde 2003 hasta junio de 2019:

Entre 2003 y 2014, hubo un claro proceso descendente en los índices de pobreza que a partir de allí comenzó con altibajos. Subas y bajas, que en general acompañan a la recesión o al crecimiento económico. En los años impares, Argentina crecía y había recesión en los pares. El tema es que en los dos últimos años la caída económica es fuerte y continua.

¿Por qué en el último año hay más pobres en el índice? El indicador de pobreza del INDEC es monetario. Es decir, que si los ingresos monetarios son insuficientes para cubrir la Canasta Básica Total, sé es pobre. Si vemos los datos publicados recientemente relacionados a brecha de ingreso y la valorización de las canastas, observamos:

Todos los ingresos perdieron en contra de la valorización de las canastas. Pero la población de menores ingresos perdió más. El ingreso del 60% de la población creció más de 20 pp por debajo de lo que subió la canasta básica total que se usa para medir la pobreza. Si los ingresos no acompañan el aumento de precios, la pobreza sube.

En San Luis, anticipadamente a estos datos, se dispuso un plan para oxigenar la economía puntana, encontrar y solucionar los problemas de pobreza extrema y mitigar los efectos de la crisis nacional. Si comparamos los datos de pobreza, vemos que la provincia muestra números muy altos, pero por debajo del promedio nacional y el de Cuyo. Las palabras de Vito Carmosino, presidente de la Cámara de Comercio e integrante de CAME, en el Consejo Económico y Social, de que “estamos en crisis pero en San Luis se sufre menos que en el resto”, se corroboran en las estadísticas recientemente publicadas.

 

El mejor dato para la provincia, es que San Luis, dentro de todas las ciudades encuestadas, es la que muestra el índice más bajo de indigencia tanto en personas (2,4%) como en hogares (1,9%). Son algo más de 5.500 puntanos que no les alcanza para alimentarse adecuadamente. Que no comen 4 veces al día.