La ministra de Hacienda precisó que a este monto hay que sumarle los más de mil millones que se invertirán en obras públicas y todo lo que se destinará para los comedores sociales y armado de la canasta alimentaria.

“Con estas medidas, el Gobierno de San Luis inyectará 300 millones de pesos por mes al mercado local”, señaló la ministra de Hacienda Pública, Natalia Zabala Chacur.

Este viernes el gobernador Alberto Rodríguez Saá anunció un ambicioso plan para enfrentar la crisis económica que sacude al país. La primera medida que anunció fue la puesta en marcha de comedores que garanticen la alimentación de los sectores vulnerables de la comunidad: chicos, adolescentes, abuelos, madres solteras, desocupados y cualquier otro sector que lo necesite. Estarán motorizados por el Ministerio de Desarrollo Social.
Para llegar a los sectores más vulnerables colaborarán los distintos sectores de la comunidad. Se firmarán convenios con centros educativos públicos. “No es obligatorio, pero es la forma de detectar casos”, aclaró el gobernador Alberto Rodríguez Saá. Además se sumarán los centros de jubilados, cultos y organismos interesados en participar. Los gremios y sindicatos buscarán contener y acercar a las personas desocupadas, y la Secretaría de la Mujer #NiUnaMenos, junto a agrupaciones vinculadas al sector asistirán a madres solteras y mujeres vulnerables.
Mediante el Ministerio de Producción y con el acompañamiento del sector comercial, se implementará una canasta familiar básica con costo inferior al del mercado. Rodríguez Saá advirtió que esta medida no busca competir con el pequeño comercio, sino ayudarlo en las ventas.
Pero en una de las medidas más fuertes y para proteger el poder adquisitivo de la administración pública, Alberto anunció que esos trabajadores cobrarán de manera adelantada los aumentos salariales programados para octubre y diciembre. “De esta manera en octubre ya pasarán a completar el 40% anunciado en el año”. Además informó que los planes solidarios percibirán a partir de octubre un beneficio de 12 mil pesos y las becas “22AG” un beneficio de 4 mil pesos.
También, para mitigar los efectos de la crisis económica, el primer mandatario anunció una gran inversión en obras públicas, pero con características particulares: tendrán que incorporar la totalidad de mano de obra local, contratar proveedores de insumos y materias primas a empresas puntanas y los proyectos que se realicen serán de arquitectura amigable con el medio ambiente y la eficiencia energética.
Las obras alcanzarán una inversión total de $1.090.833.036,87 y estarán destinadas a la creación de centros integradores culturales, deportivos, administrativos y multidisciplinarios, además de la creación de nuevas escuelas generativas y extensiones de la Universidad Provincial de Oficios (UPrO).
“Después de las reuniones del Consejo Económico y Social, del plenario en el que participaron todos sus integrantes junto al gobernador y lo que se escuchó, todos los actores admiten la gravedad de la crisis económica. En ese sentido, a pedido del gobernador, veníamos analizando un montón de medidas, principalmente ésta del adelantamiento del aumento salarial que el gobernador otorgó en febrero-marzo cuando anunció el 40 por ciento de incremento de los sueldos. Las expectativas de inflación y recesión no son las que tenemos hoy. La realidad es que, después de las PASO, Argentina tuvo un debate económico importante porque evidentemente el gobierno actual, si bien perdió una elección, no perdió el poder porque todavía falta la elección general, pero sin dudas perdió credibilidad. Y por otro lado una fuerza que, si bien ganó una elección, aún no está en el poder. Estamos en una disyuntiva que no le hace bien al país, es un bache internacional que nos muestra ante el mundo en dos posiciones distintas. Los mercados reaccionan de forma resistente, negativamente, ante el alto endeudamiento que tiene Argentina de forma resistente, principalmente el FMI”, expresó la ministra Zabala Chacur en diálogo con ANSL.
“La devaluación o corrida cambiaria post PASO y los anuncios económicos de Macri no le hicieron bien a los mercados porque eran medidas netamente electoralistas; eso perjudica al país, desfinancia a las provincias y profundiza la crisis”, agregó.
“Por eso en San Luis tenemos que salir a ver cómo uno mantiene la paz social en la Provincia y trabajar para que el consumo no decaiga, es lo único que podemos contener. Nosotros no manejamos la política monetaria, no podemos hacer nada sobre la inflación ni del valor del dólar, tampoco sobre la recesión. Lo que podemos hacer nosotros es contener a nuestro mercado”, explicó.
En otro orden, Zabala Chacur se explayó sobre la implementación de la ayuda alimentaria que brindará el Estado a la par de otras instituciones que colaborarán con la iniciativa.
“Hay que hacer un análisis separado de cómo impactarán las medidas porque con la implementación de los comedores, aquellos niños, niñas, mamás solteras, desocupados y jubilados que asistan a los comedores, destinarán, quizás, lo que gastaban en comida a otros gastos. Con esa plata harán frente a otros gastos. Si estos alimentos son pagados por el Estado no gastarán ese dinero que utilizaban en mercaderías y ahora podrán contar con él para otras cuestiones que necesiten. A su vez, será importante el rol que jugarán las escuelas, las iglesias, para ayudarnos a contener a más gente que lo necesite”, remarcó.

 

Una inyección para el mercador local

 

Al momento de subrayar el monto que el Gobierno de San Luis implementará tras las conclusiones del Consejo Económico y Social, la ministra de Hacienda remarcó cuánto empujará al comercio y la industrial sanluiseña la mejora salarial y el nuevo impulso de la obra pública. “El número es muy global. Son más de 300 millones de pesos mensuales, aproximadamente, los que inyectará el Estado provincial, más la obra pública, que comenzaremos a pagar después de adjudicadas las licitaciones. A eso hay que sumarle los comedores. Nosotros tenemos que paliar la crisis nacional, que se profundizó después de que Macri perdió las PASO y de la quita que hizo sobre los fondos de coparticipación a las provincias. La gente tiene menos recursos a raíz de la grave devaluación y el comercio de San Luis se vio perjudicado porque disminuyó el consumo y cayeron las ventas”, sostuvo.
“El adelantamiento del aumento salarial anunciado en febrero-marzo no estaba previsto a principio de año porque teníamos otra inflación y no reinaba esta devaluación. Adelantar los salarios y ampliar el beneficio para los Pañuelos Soldarios y las becas 22 AG significa inyectar, ya mismo, 300 millones de pesos por mes que alentarán el movimiento económico interno. También la reactivación de la obra pública ayudará mucho. En esa materia adelantamos parte de lo que iba a comenzar a implementarse el año próximo. Son mil millones que serán imputados desde ahora y que estaban previstos implementarse en 2020. Esta inversión se enfrentará dentro del ejercicio económico 2019 e impactarán desde este año. Esto fomentará la contratación de mano de obra local, generará puestos de trabajo y fomentará la compra de insumos de San Luis. A su vez, la obra pública en marcha seguirá su ritmo normal”, aseveró Zabala Chacur.

 

Nota y foto: ANSL.