El Servicio Oftalmológico, que coordina el Programa Medicina del Interior, comenzó la semana en Luján y San Francisco, en tanto que este viernes cerró su atención en Quines y Candelaria. Entre las cuatro localidades el oftalmólogo a cargo, Adrián Boso, atendió a 82 pacientes.

“De los pacientes atendidos, la gran mayoría fue por anteojos. Hubo cuadros alérgicos, cuadros con glaucomas, algunas cataratas para operar y herpes corneal. Si bien vienen muchos jóvenes, también gente mayor se acerca para despejar sus dudas. Sigue siendo el pedido de anteojos el mayor requerimiento”, comentó el oftalmólogo Boso.

El lunes la atención oftalmológica estará a cargo del oftalmólogo Adrián Morigo, quien atenderá por la mañana en La Toma y por la tarde en Naschel.

 

Nota y fotos: Prensa de Salud.