Comenzarán la semana próxima y estarán destinados, en principio, para adultos mayores. Silvia Velázquez enseñará reciclado de papel y Carmen Rojo, tejido en telar. 

La iniciativa surge de la directora del centro, la enfermera Laura Muñoz. Carmen y Silvia pertenecieron al Plan de Inclusión Social y desde el año pasado pasaron a integrar el escalafón general. Cumplen funciones en el CAPS de la localidad. Carmen hace un año tuvo un accidente cardiovascular y Silvia tiene un retraso madurativo. A partir de ahora podrán transmitir sus conocimientos a su población. Este viernes por la mañana fueron recibidas, en su despacho, por la ministra de Salud Silvia Sosa Araujo las felicitó e incentivó a llevar adelante este proyecto. Silvia y Carmen le regalaron a la ministra una chalina hecha en telar y un cisne confeccionado en papel reciclado.

“Yo soy enfermera de la Villa desde hace cuatro años y las conocía como pacientes, por eso me pareció buenísima la idea de que se incorporaran al centro de salud. Cuando conocí el talento que tienen como artesanas se nos ocurrió crear estos talleres. La idea es generar un espacio para adultos mayores y empoderar a estas mujeres que son nativas de Villa de la Quebrada, que se sientan útiles y revalorizar sus oficios y arte”, así nació todo. “Mi gestión está inspirada en ayudar a la gente, inspirarla, ayudarle con recursos para que puedan crecer y la inserción de personas, a la sociedad que eso tiene mucho valor”, agregó la directora.

Los talleres serán destinados, en un principio, a adultos mayores y después incorporarán a quienes quieran sumarse. Comenzarán la próxima semana. “El curso de Silvia es de reciclado de papel, por eso vamos a pedir colaboración a toda la gente de Villa de la Quebrada con papel y recipientes, será un antes y un después para el pueblo, podremos ser pioneros”, dijo Laura. El taller de Carmen sobre tejido en telar de poncho, reivindicará un oficio casi perdido.

Silvia es de Villa de la Quebrada y dijo que está muy feliz. Ella hace adornos con todo tipo de papel como los de cartillas u hojas usadas.

Carmen hace 40 años que teje en telar, aprendió el oficio de la mano de sus abuelos y de Leonor de Herrera y Nieves de Gómez, otras artesanas nacidas en Villa de la Quebrada. Teje en telar a peine y a pala todo tipo de prendas. Tiñe y trata la lana de oveja y en el taller enseñará todos sus conocimientos por primera vez. “Siempre lo hice para mí, para ayudar a mi esposo y a mis hijos”, dijo Carmen.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Salud.