Las reservas siguen cayendo, van 34 jornadas hábiles. Los depósitos en dólares del sector privado se van a las cajas de seguridad. El porcentual del retiro es récord desde 2003. Se paga hasta un 30% más para sacar dólares del país.

Una pregunta que hoy no tiene respuesta. Lo más probable que las reservas sean inferiores a las actuales. Veamos que nos hace presuponer esta merma.

Empezamos el año con U$S 65.817 millones y llegamos a tener, luego de endeudarnos con el FMI y un SWAP con China, la suma de U$S 77.334. Inmediatamente comenzó la caída. Pedimos y nos endeudamos nuevamente con el FMI, los más de U$S 5.000 millones, de mediados de julio, duraron apenas un mes calendario. Siguió la caída. Al viernes pasado las reservas apenas superaban los U$S 50.000. En el año hemos perdido alrededor de U$S 15.000 pese las dudas contraídas.

Los depósitos en dólares del sector privado, huyen del sistema financiero argentino. Desde el 12 de agosto al 11 de setiembre (último dato informado por la Autoridad Monetaria, el BCRA) se han retirado U$S 9.636.

La salida de depósitos en moneda estadounidense, se aceleró en agosto y es la más importante de los últimos 16 años. Los picos históricos: subidas por endeudamiento externo al inicio de la gestión del presidente Macri, (capital financiero-especulativo) y el blanqueo de capitales. Las bajadas cuando se implementaron cepos. El actual combinado al incumplimiento de la deuda en moneda nacional.

Las expectativas de quienes poseen mucho capital y se manejan como pez en el agua en los vericuetos financieros, no son buenas. Tal es su deseo (¿desesperación?) de sacar su capital al exterior que el viernes pasado estuvieron dispuestos a pagar un 30% más del valor oficial del dólar con tal de tenerlos en el exterior. Lo hacen a través de lo que se llama Contado con Liquidación. Compran en pesos acciones de compañías que operan en Nueva York y las venden allá en dólares, que depositan en cuentas de bancos norteamericanos. Llegaron a pagar $ 73,50 cada dólar con tal de tenerlos allá.

Dejo un titular del diario El Cronista, cuya línea editorial está lejos de ser opositora.