La obra fue siempre un sueño del gobernador, Alberto Rodríguez Saá, para desarrollar y potenciar el corredor del norte puntano, acompañando al crecimiento turístico con obras de infraestructura. “Es un puente en un punto estratégico”, dijo la intendenta electa de Villa de la Quebrada, Rosita Calderón.

Alberto: “El hospital que construiremos hermanará a Villa de la Quebrada y Nogolí”

Tal el sueño del gobernador, Alberto Rodríguez Saá, de realizar obras que hermanen a los pueblos que, durante la inauguración de la planta potabilizadora de Nogolí, preguntó: “¿Sirve para todo Nogolí? ¿Sobra o no?” La intendenta Claudia Pinelli respondió: “Sobra para el turismo y la producción”. Alberto, inmediatamente preguntó:” ¿Y si le llevamos un poquito a Villa de la Quebrada? Hermanémonos con la Villa de la Quebrada”, expresó. La propuesta surge como una ayuda que el pueblo de las Aguas Claras le puede dar a la Villa de la Quebrada, que muchas veces sufre por el agua potable en la época estival y cuando se realiza la tradicional fiesta religiosa. El gobernador de los puntanos quiso ejemplificar con el agua, su idea de realizar obras en el Departamento Belgrano que unan a los pueblos.

“Vamos a hacer un hospital en la Villa de la Quebrada, pero lo vamos a hacer más cerquita de Nogolí, entonces es como que va a ser el agua de Nogolí y Villa de la Quebrada, el hospital de Nogolí y Villa de la Quebrada, empecemos a hacer escuelas en Nogolí y Villa de la Quebrada y nos vamos hermanando”.

Entendiendo el mensaje visionario de Alberto, la flamante intendenta electa de Villa de la Quebrada, Rosita Calderón, argumentó: “La construcción de un hospital regional es- como dice el gobernador un puente en un punto estratégico en una localidad que es tan turística en el corredor del norte. Villa de la Quebrada, la zona y sus parajes tiene que seguir creciendo, tienen que explotar turísticamente y a la gente hay que acompañarla con infraestructura: estas son las obras que nosotros necesitamos”.

Nota, foto y video: ANSL.