El gobierno de Macri favoreció y favorece las especulaciones financieras. Fernández, el candidato más votado, se reunió con los máximos representantes de la UIA y la CGT en busca de un acuerdo sobre precios y salarios.

Fuga, dólares, endeudamiento externo, bonos, LeLiq, FMI, son temas que a diario hemos repetido y escuchado, durante la presidencia Macri. Hoy continúan, pese a la emergencia alimentaria que moviliza a los argentinos. Basta mirar algunos titulares de los diarios:

Modos de hacer plata sin laburar. Rulo: comprar dólares a $ 57, inmediatamente comprar y vender bonos (AY2024) a $ 63 y volver a comprar dólares. Ganancia en dólares cercana al 8% en minutos y sin moverse de la computadora. ¿Debo $100 de impuestos? Compro letras reperfiladas a menor valor y con ellas pago por su valor nominal los tributos adeudados. Se corta el “rulo”, no vamos a hacer la diferencia comprando verdes oficiales y vendiéndolos “blue”.

Una política, un modelo.

Otras políticas, otro modelo de país.

Ayer Fernández, el candidato más votado en las PASO y muy probablemente próximo presidente, fue protagonista de la foto del día. Dio una conferencia de prensa en Tucumán, con el presidente de la UIA, Acevedo a su derecha y al secretario general de la CGT, Daer. Dejó una frase, anticipatoria: “Hemos instituido la Argentina del futuro”, dijo.

El promocionado acuerdo económico social, dio su primer paso. El representante de los empleadores y el de los trabajadores, están conversando. Fernández busca un acuerdo para sus primeros 6 meses de Gobierno, para poner en marcha una economía que no deja de caer.

Es tan poderosa la foto y el encuentro, que el titular del día previo de La Nación, lo pone a Fernández como virtual presidente.

¿Quién puede buscar un acuerdo de precios y salarios si no es el presidente?